El Ibex 35 se deja este viernes un 0,29% hasta los 10.185 puntos, y en el acumulado de la semana cae un 1,89%, su mayor descenso desde el 11 de agosto cuando cayó un 3,52%. Este arranque de octubre en el selectivo español está condicionado por el cambio de sede social de algunas de las principales empresas de Cataluña. El jueves dio el paso Banco Sabadell que dejaba Sant Cugat del Vallés (Barcelona) por Alicante, Gas Natural, Dogi y Arquia han seguido el camino hacia Madrid y Banca Mediolanum hacia Valencia. Esta misma tarde CaixaBank también podría anunciar su adiós a Cataluña, a la que se le podrían unir Abertis y Service Point.

El resto de bolsas europeas este viernes, sin embargo, sí se han movido a la par que el índice español con el PSI 20 portugués en el -0,6%, el Cac 40 en el -0,36%, el Dax en el -0,09%, mientras que el FTSE 100 de Londres ha cerrado en positivo con una revalorización del 0,2%. Wall Street, por su parte, cotiza con ligeros descensos al cierre del parqué europeo.

En cuanto a los valores más destacados Banco Sabadell ha caído un 1,89%, Acciona un 1,87% yTécnicas Reunidas un 1,56%. Por el lado de las ganancias, Amadeus ha subido un 1,85%, Meliá Hotels se ha revaloriza un 1,53%, y Bankia un 1,42%. Entre los grandes valores del selectivo español, BBVA ha subido un 0,43%, Iberdrola un 0,19%, Banco Santander un 0,14%, mientras que Telefónica ha caído un 0,21%, Repsol un 0,29% e Inditex un 0,94%. En cuanto al resto de bancos, Bankinter se ha revalorizado un 0,05% y Caixabank se ha dejado un 0,58%.

En el mercado continuo, Service Point ha liderado las ganancias con una escalada del 17%, seguido de Dogi que ha ascendido un 6,9% y Pescanova un 5,77%. En cuanto a los descensos, Oryzon Genomics ha encabezado los ‘números rojos’ en el 7,17%, Borges en el 6,86% y Vocento en el 4,73%.

En cuanto a las noticias macro del día, destaca el aviso lanzado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha alertado de la “incertidumbre” generada por Cataluña, mientras que en Estados Unidos se ha conocido que ha destruido empleo por primera vez en siete años. En concreto se han destruido 33.000 empleos y la tasa de paro se queda en el 4,2%. Sin embargo, desde Self Bank señalan que "ha habido dos datos que han gustado y mucho: la tasa de desempleo cayó a mínimos de los últimos 16 años (hasta el 4,2%) y los salarios crecieron a un ritmo mayor de lo esperado. La interpretación que ha hecho el mercado ha sido positiva, lo que ha elevado las expectativas de subida de tipos de la Fed, a lo que el dólar ha reaccionado con subidas".

En el mercado de deuda la jornada ha sido tranquila. La rentabilidad del bono a 10 años se relaja hasta el 1,7%, mientras que la prima de riesgo vuelve al entorno de 120 puntos, alejándose de los máximos de 135 que tocó durante la semana.

El analista técnico independiente Roberto Moro apunta sobre el aspecto técnico del Ibex 35 en una entrevista con Estrategias de Inversión que "no me sentiría cómodo con posiciones largas en el Ibex este viernes. Si vemos que hay un atisbo de arreglo el lunes o martes podríamos volver a comprar, pero estamos viviendo un acontecimiento desconocido para todos".