No llegó la sangre al río y el Ibex finalmente logró cerrar por encima de los 11.600 puntos al ceder en el día de hoy un 1,48% hasta los 11.610,10 puntos con Telefónica como propulsora de estos descensos. Al cierre, la operadora presidida por César Alierta –que llegó a perder más de un 7%- terminó con una caída del 5,56%. Números rojos a los que se unieron el resto de blue chips del parqué, salvo Repsol que se revalorizó un 1,52%. El resto de grandes del parqué terminaron en negativo. BBVA se dejó un 1,16%, Santander un 1,03% e Iberdrola un 1,20%. En la parte baja de la tabla se situaron además las acciones de Ferrovial (-4,58%) y las de Telecinco (-3,86%) mientras que en la parte alta se colocaron Técnicas Reunidas (5,30%), Gas Natural (3,25%) e Indra que se revalorizó un 2,44%. Signo dispar en el resto de plazas bursátiles europeas en una jornada en la que el petróleo volvió a cotizar a la baja y en la que el euro cerró a 1,5837 dólares.
((Habrá ampliación))