El Ibex 35 sucumbió a los recortes este martes al perder un 1,48% aunque aguantó el soporte de los 11.600 por los pelos, se quedó en los 11.610 puntos desde los que arrancará mañana. Las malas previsiones de resultados de Vodafone se le indigestaron a la renta variable española donde Telefónica ancló al selectivo al vivir en primera persona el castigo de los inversores –contagiada de las malas perspectivas de la británica- al igual que todo el sector de las telecomunicaciones europeo. Entre las compañías que consiguieron salvarse de la quema, un único blue chip, Repsol YPF (+1,52). El resto de pesos pesados del selectivo se vistieron de rojo en una sesión en la que el descenso en el precio del crudo -hasta los 126 dólares el Brent- amainó el temporal en el parqué español. Signo dipar en el resto de plazas del Viejo Continente mientras en el mercado de divisas, el euro cerró a la baja y se cambió por 1,5837 dólares.
Un día más el selectivo español terminó la sesión vestido de rojo, perdió un 1,48% hasta los 11.610 puntos en una jornada en la que Telefónica hizo valer su condición de peso pesado del índice pero hoy para anclarlo en el terreno de las pérdidas al colgarse el farolillo rojo de la tabla. La compañía presidida por César Alierta se dejó un 5,56%, castigada por unas malas perspectivas de beneficio de su rival Vodafone. La británica presentó hoy sus estimaciones de resultados para el año -anunció que sus ingresos se situarán en la parte baja de la horquilla prevista: 39.800-40.700 millones de libras, y la tormenta se extendió a todo el sector de las telecomunicaciones europeo. Las matildes sufrieron un duro revés, y es que además del de los inversores, Telefónica se llevó hoy el bofetón de JP Morgan que rebajó las perspectivas para las acciones por una mayor preocupación sobre la evolución del mercado español, después de las previsiones de su competidora británica. En un informe JP Morgan cree que Telefónica sufrirá también en sus cuentas la desaceleración del mercado, por lo que ha reducido en un 1% la cifra de ingresos que espera que obtenga la compañía española en 2008, y en un 2% el resultado bruto de explotación (EBITDA). Menos negativas son las perspectivas de los analistas de UBS que mantiene por ahora sus estimaciones, según se refleja en otro informe publicado hoy. Las matildes sufrieron el descalabro en bolsa pero todo el sector de las telecomunicaciones se vio afectado, en el Euro Stoxx 50 Deutsche Telecom (-3,97%), Telecom Italia (-4,53%) y France Telecom (-3,63%) vivieron una sesión tortuosa al igual que la española. Mal comportamiento también del resto de pesos pesados –a excepción de Repsol YPF- que se vistieron de rojo. Iberdrola cedió un 1,20% y los dos grandes bancos, Santander y BBVA perdieron un 1,03% y un 1,16%, respectivamente. Hoy se conoció en relación al sector financiero que los créditos concedidos a la clientela por la banca española se elevaron hasta 791.483 millones de euros al término de mayo, el 11,9% más que en el mismo mes del año anterior, pero casi la mitad de lo que creció en mayo de 2007 respecto al mismo mes de 2006. La sesión tampoco fue positiva para la banca mediana que se sumergió en el terreno de las pérdidas, Popular recortó un 1,24%, Sabadell retrocedió un 0,19% después de que la entidad y la compañía de seguros Zurich notificaron hoy a la Comisión Europea su intención de adquirir conjuntamente dos filiales de la entidad bancaria para desarrollar en España la actividad de seguros de vida. Por otra parte, Bankinter se dejó un 0,62% y Banesto recortó la misma cifra, un 0,62%. Iberdrola se vistió hoy de rojo y perdió un 1,20%. En el resto del sector las energéticas volvieron a demostrar que aún les queda mucho que decir, Unión Fenosa (+2,24%) vivió otra sesión alcista –después de vivir ayer una importante penalización- y eso a pesar de que Goldman Sachs rebajó su recomendación sobre la compañía de comprar a neutral. Endesa por su parte perdió 1,63%, Enagás avanzó un 2,07% y Gas Natural rebotó un 3,65%. El único blue chip que hoy tuvo un buen comportamiento fue Repsol YPF que ganó un 1,52% después de conocerse que resultó precalificada en el proceso de licitación de más de 45 bloques de hidrocarburos situados en nueve cuencas exploratorias de Argelia. Este reconocimiento habilita al grupo presidido por Antonio Brufau a participar en los nuevos proyectos de exploración y producción como operador o como inversor.