El selectivo español vuelve a situarse por encima del nivel de 10.000 puntos que perdió en la sesión del martes. Lo hace en una sesión en la que los inversores comienzan a tener dudas y se ajustan posiciones de cara a las dos próximas sesiones de la semana. Wall Street solo abrirá mañana media sesión y permanecerá cerrada el viernes por la celebración de Acción de Gracias.

Las bolsas europeas comenzaban la sesión con alzas animadas por los enésimos máximos históricos de Wall Street. Paul Hatfield, director de inversiones en Alcentra, parte de BNY Mellon señala que “con las navidades cada vez más cerca, los inversores estadounidenses parecen estar haciendo un último intento por poner a trabajar su dinero antes de echar el cierre hasta el año que viene. Esta tendencia se ha visto exacerbada por unas menores salidas de flujos en la mayoría de las clases de activo y una previsión de nuevas emisiones bastante débil para lo que queda de año”.

El selectivo español ha sido el mejor índice en Europa y ha cerrado en 10.013 puntos, con una subida del 0,21% animada por Endesa y Viscofán, que se han convertido en las compañías que más se han revalorizado durante la sesión, con alzas del 3,06% y el 3,02%, repectivamente.

La eléctrica española ha subido tras presentar su nuevo plan estratégico hasta 2020. Los inversores valoran positivamente su intención de dedicar el 100% de sus beneficios  a dividendo hasta esa fecha.

Viscofán, por su parte, sube tras recibir una mejora de recomendación de Berenberg que actualiza su apuesta desde neutral hasta compra con un precio objetivo de 59,50 euros por acción, lo que le daría un potencial de un 14% desde el cierre de ayer.

Los valores que más ha caído han sido Meliá Hotels y Mediaset España, con descensos del 2,27% y del 1,72%.

Entre las grandes, Santander ha subido un 0,55%, BBVA se ha revalorizado un 0,37% y Telefónica ha cedido un 0,22%.

La sesión también ha estado señalada por el mercado de divisas y el de materias primas. El EURUSD vuelve a revalorizarse y en estos momentos se mueve en 1,1791 unidades.

El petróleo sube más de un 0,8% y el barril de brent cotiza por encima de 63 dólares el barril anticipando las posibles medidas que se adopten en la reunión de la OPEP de la semana que viene.

Se espera que sea una cumbre decisiva –de nuevo- en la que los países productores podrían seguir la senda que les marque Arabia Saudita, dispuesta a continuar con los recortes de producción con la intención de mantener los precios en los niveles actuales. No hay que olvidar que el país tiene  previsto sacar a bolsa la compañía estatal Aramco y para que sea un éxito y levantar el máximo dinero posible, lo mejor son unos precios del barril.

La onza de oro sube ligeramente y en estos momentos se compra a 1.283 dólares la onza.