Endesa ha presentado su nuevo plan estratégico para 2018-2020, periodo en el que destinará el 100% de sus beneficios al pago de dividendo, aunque reduce sus previsiones de ganancias para los próximos años, en comparación con su plan anterior.

En un hecho relevante,Endesa ha resaltado que su consejo de administración promueve una estrategia económico-financiera que procura un nivel de generación de caja significativo que, por un lado, permite mantener los niveles de endeudamiento de la sociedad y, por el otro, posibilita la maximización de la remuneración de los accionistas.

“De esta forma, además, se cumple el objetivo de asegurar la sostenibilidad del proyecto empresarial desarrollado por Endesa”, ha señalado.

Asimismo, Endesa ha subrayado que su consejo procurará, para los ejercicios 2017 a 2020, que el dividendo ordinario por acción que se acuerde repartir con cargo a esos ejercicios sea igual al 100% del beneficio ordinario neto atribuido en las cuentas anuales consolidadas del grupo, con un mínimo igual a 1,32 euros brutos por acción para el ejercicio 2017, y un mínimo igual a 1,33 euros brutos por acción para el ejercicio 2018.

“Es intención del Consejo de Administración que el pago del dividendo ordinario se realice exclusivamente en efectivo mediante su abono en dos pagos (enero y julio) en la fecha concreta que se determine en cada caso y que será objeto de adecuada difusión, ha explicado Endesa.

No obstante, la compañía ha recordado que la capacidad de distribuir dividendos entre sus accionistas depende de numerosos factores, incluyendo la generación de beneficios y la disponibilidad de reservas distribuibles, y no puede asegurarse los dividendos que, en su caso, vayan a pagarse en los ejercicios futuros ni cuál será el importe de los mismos.

Pago de dividendo de 0,70 euros

Endesa retribuirá a sus accionistas con un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2017 de 0,70 euros brutos por acción.

El pago de este dividendo se efectuará, sujeto a lo establecido en la normativa fiscal vigente, a partir del día 2 de enero de 2018 y se realizará a través de Banco Santander, conforme a las disposiciones vigentes para las entidades participantes en la Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores (Iberclear).

En consecuencia, desde el día 28 de diciembre de 2017 la acción de Endesa cotizara ex -dividendo.

Plan estratégico 2018-2020

En su nuevo plan estratégico, Endesa estima un crecimiento medio anual en el periodo 2018-2020 de en torno al 6% de su beneficio, pasando de los 1.400 millones de euros para este año a unas ganancias de 1.600 millones de euros en 2019.

Sin embargo, empeora las previsiones de ganancias para los dos próximos años del grupo con respecto al plan anterior. Para 2018 Endesa prevé un beneficio de unos 1.400 millones de y de unos 1.500 millones de euros para 2019, frente a la estimación anterior de 1.700 millones de euros.

Respecto a su resultado bruto de explotación (ebitda), Endesa recorta su previsión de crecimiento medio anual hasta el 4% de 2017 a 2020, desde los 3.400 millones de euros para este año hasta los 3.700 millones para 2020.