El Ibex 35 no consiguió dejar de lado las pérdidas. En concreto perdió un 0.6% y cerró en los 8.327 puntos. Una penalización que llegó el día que el Tesoro colocó cerca de 5.000 millones de euros en letras a 18 meses y un año a un tipo de interés inferior. En el mercado de divisas, el euro se vio penalizado frente al dólar, hasta las 1.31 unidades.
El selectivo de la bolsa española cotizó con números rojos por segunda sesión consecutiva en la semana. Una caída del 0.6% que le llevó a los 8.327 puntos.  Lo hizo el día en que el Tesoro Español  ha logrado colocar 1.498 millones de euros en letras a 18 meses y 3.443 en letras a un año rebajando el interés pagado a los acreedores respecto a la última subasta de estas características. Ésta es la primera colocación que nuestro país hace tras los pactos pro unión fiscal de la UE acordados en la cumbre europea de la semana pasada.

Entre los valores más penalizados de la sesión, Sacyr Vallehermoso descontó un 3.5% y marcó los 4.08 euros. CaixaBank perdió un 2.3% y cerró en los 3.75 euros.  BBVA descontó un 2.3% y marcó en los 6.12 euros su último precio. Y con él, el resto del sector financiero. Santander perdió un 1.4%, hasta los 5.63 euros, Banco Popular superó el 0.6% de penalización, hasta los 3.27 euros, en tanto que Banco Sabadell y Bankinter  lograron cerrar en positivo, con subidas de más del 0.2% al cierre. 

Sin embargo, Repsol se convirtió en la compañía que más subió de la sesión. En concreto, la petrolera subió un 1.9% y marcó los 22.83 euros como último precio. BME y Bankia cerraron el podio al contabilizar subidas de más del 1.5%, hasta los 20.64 euros y los 3.56 euros, respectivamente. 

Entre los pesos pesados, Iberdrola descontó un 1.1% de su cotización - hasta los 4.82 euros - mientras que Telefónica superó el medio punto porcentual de caída,  con lo que mañana comenzará a cotizar en los 13.42 euros.