Grupo Insur (Inmobiliaria del Sur) cerró el ejercicio 2017 con un beneficio de 4,2 millones de euros, un 6,7% superior al obtenido en 2016, mientras que la cifra de negocio ascendió a 84,6 millones de euros, un 47,5% más, gracias, fundamentalmente, a la consolidación de la recuperación de la actividad de promoción, así como a las actividades de construcción y gestión, al aumentar el número de promociones desarrolladas a través de sociedades con terceros, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de negocio de la actividad de promoción alcanzó los 46 millones de euros, un 15,2% superior a la de 2016. A pesar de este buen resultado, la compañía estima que la recuperación de la actividad de promoción será aún más evidente en los próximos ejercicios, cuando se produzca la entrega de las viviendas en desarrollo y, por tanto, dichas ventas aparezcan recogidas en la cifra de negocio.

En las cuentas de 2017 de la compañía presidida por Ricardo Pumar ya se puede apreciar la aceleración de la actividad a través de la cifra de preventas. Al cierre de 2017, el total de preventas acumuladas (tanto de promociones propias como de aquellas desarrolladas a través de negocios conjuntos) ascendió a 135,4 millones de euros, un 77,6% más que los 76,2 millones del ejercicio anterior. A 31 de diciembre, el Grupo tenía en desarrollo 28 promociones que totalizan 1.670 viviendas, de las cuales ya se están construyendo 736 unidades en 12 promociones. En 2017 el Grupo entregó 203 viviendas frente a las 147 entregadas en 2016. La cifra de negocio de la actividad patrimonial se mantuvo estable en 2017, alcanzando los 10,4 millones frente a los 10,5 millones del ejercicio anterior. Según destaca la compañía, los esfuerzos encaminados a la mejora de la tasa de ocupación están dando sus frutos, ya que del 67% de ocupación con que se cerró el 2016 se ha pasado a un 76% al cierre de 2017. Esto se traduce en una comercialización de 14.100 metros cuadrados en el ejercicio frente a los 11.763 metros cuadrados comercializados en el 2016. Sin embargo, este aumento de la tasa de ocupación no se ha traducido todavía en un incremento en la cifra de negocio, básicamente por el efecto de la desocupación de la Administración en mayo de 2016 de 12.080 metros cuadrados y el decalaje que se produce en el devengo de las nuevas rentas mientras se acondicionan los espacios alquilados. De su lado, las actividades de construcción y gestión experimentaron una favorable evolución, fruto de la cada vez más intensa actividad del Grupo a través de sociedades con terceros consideradas negocios conjuntos. Así, la cifra de negocio de construcción aumentó un 371,8%, hasta los 25,6 millones de euros. Por su parte, la cifra de negocio de la actividad de gestión, que comprende los servicios de gestión y comercialización prestados por el Grupo a sociedades consideradas negocios conjuntos y terceros, alcanzó una los 2,5 millones , un 71,8% superior a los 1,4 millones de euros registrados en 2016.

CRECE EL EBITDA AJUSTADO

El beneficio de explotación alcanzó en 2017 los 11 millones de euros, un 0,2% más, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 13,6 millones, un 5,9% inferior al obtenido en 2016. Sin embargo, el Ebitda ajustado, aquel que no tiene en cuenta la rotación de activos, sí creció durante el 2017, alcanzando los 12 millones de euros. Entre las causas que han provocado que el incremento de la cifra de negocio no se haya trasladado al Ebitda y al resultado de explotación, la compañía cita la fuerte inversión en crecimiento de la actividad de promoción, de largos periodos de maduración (3-4 años), que implica asumir una serie de costes -fundamentalmente de personal e inversión publicitaria- que se registran como gasto en ejercicios anteriores a la contabilización de los ingresos, y cuando se produce un gran incremento de la actividad, como ha sido el caso de 2017, estas distorsiones cobran especial relevancia. Asimismo, explica que gran parte del incremento de la cifra de negocio viene dado por la actividad de construcción, que presenta menores márgenes que el resto de actividades y finalmente, se ha reducido el beneficio por la venta de inversiones inmobiliarias (rotación de activos) en el ejercicio 2017, alcanzando los 1,5 millones de euros frente a los 2,4 millones de 2016. En cuanto al endeudamiento, el Grupo cerró 2017 con una deuda financiera neta de 177,6 millones, lo que supone una reducción del 6,3% frente al ejercicio 2016. El ratio 'loan to value' (LTV) se mantuvo en el 41,9%, pero dicha cifra desciende al 38,9% si se ajusta teniendo en cuenta tanto el GAV como la deuda financiera neta de las sociedades que integran por método de la participación.

REORGANIZACIÓN SOCIETARIA

El Grupo Insur está inmerso en un proceso de reorganización societaria, de manera que una vez completado, Inmobiliaria del Sur, como empresa matriz, se convertirá en una sociedad holding titular de dos sociedades cabecera, que aglutinarán cada una la actividad patrimonial y de promoción. En este ejercicio ya se ha llevado a cabo la reorganización de la rama de promoción, traspasando a Insur Promoción Integral todas las filiales y activos que desarrollan esta actividad, y el consejo de administración va a proponer a la junta general de accionistas la segregación de la actividad patrimonial.

Más información sobre Grupo Insur,