Los bonos españoles a 10 años cotizan con un repunte de una décima en su rentabilidad, hasta el 4.39%, en la apertura del mercado secundario de la deuda pública. Esta rentabilidad está muy lejos del 4.46% que alcanzó la semana pasada. El precio de estos títulos, que evoluciona en sentido contrario a la rentabilidad, baja el 108.72%. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el alemán ganaba una centésima y se colocaba en el 4,29%, mientras el estadounidense presentaba un rendimiento del 4,69% al final de la sesión española.