El miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo Axel Weber ha señalado que no ve ningún motivo real para cambiar el objetivo de estabilidad de precios de una tasa de inflación ligeramente inferior al 2% sólo porque se produzcan episodios temporales de precios elevados. En un discurso ofrecido en una conferencia sobre banca, Weber, que también es el presidente del banco central alemán (Bundesbank), ha señalado que no comparte la opinión de que una única política monetaria para los 15 estados de la zona euro sea una estrategia inapropiada para una región que está experimentando diferentes ciclos de negocio.
Weber señala que la definición de estabilidad de precios como una tasa de inflación ligeramente inferior al 2% ha sido una referencia muy útil para proporcionar una guía a los mercados a la hora de formar sus perspectivas de futuros desarrollos de precios. 'Una referencia tan clara y cuantificable es necesaria ya que la política monetaria puede afectar a los desarrollos de los precios tan sólo después de unos periodos de tiempo significativos, dijo. 'Por lo tanto, no veo ningún motivo imperioso para que un aumento temporal, aunque prolongado, del precio de la energía y los alimentos debería provocar un cambio discrecional en la norma de estabilidad del eurosistema, concluyó.