El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, mostró de nuevo su preocupación por la escalada de precios del petróleo y los alimentos, en una entrevista publicada por el diario alemán 'Bild'. "Mis colegas en el consejo de Gobierno, Juergen Stark y Axel Weber y yo estamos preocupados por los actuales y elevados niveles de precios", declaró Trichet, que agregó que hay que ser "cautelosos", ya que es necesario evitar que el 'shock' de los precios de alimentos y crudo se traslade a otros bienes y a los salarios. Trichet recalcó que el mayor desafío de la institución es controlar la inflación a medio plazo y situarla cerca del objetivo del 2%. El diario precisa que los comentarios de Trichet se realizan al margen de la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que se producirá el próximo jueves y en la que te tomará la decisión mensual sobre los tipos de la eurozona.
Por otro lado, Trichet reiteró su mensaje en una entrevista concedida al diario 'El Economista' en el que recalca que el BCE ha hecho y hará todo lo posible para "preservar la estabilidad de precios" y "contener sólidamente las previsiones de inflación". El presidente del BCE se mostró a favor de reformas estructurales en las economías para fomentar la productividad y el crecimiento. "Para disfrutar de todas las ventajas del mercado único, todos los países deben aplicar una buena política en las cuentas públicas y realizar unas reformas estructurales", aseguró, precisando que "cuando más flexible es una economía, mejor funciona". "El consejo directivo del BCE exhorta a todas las economías a hacer todo lo posible para aumentar la productividad, lo que permitiría a las sociedades aumentar sus ventas en la zona euro y en el extranjero y redundaría en un mayor crecimiento, empleo y prosperidad", afirmó. Décimo aniversario del BCE Aprovechando el décimo aniversario del BCE, Trichet ejerció una férrea defensa de la moneda única y destacó sus ventajas como divisa. "Ahora tenemos un escudo con una dimensión similar al americano para protegernos de los desafíos de la economía mundial", destacó. El presidente del BCE destacó las ventajas del euro en el actual marco de oscilación del dólar y "la impresionante corrección de las finanzas globales". "Imagínense lo que le hubiera sucedido a nuestras monedas nacionales sin el euro", espetó.