El BCE advierte de que continúa la incertidumbre por el impacto que tendrá en la economía "la revaluación actual de riesgos en los mercados financieros", donde escasea la liquidez. En su último boletín del año, el BCE añadió que "su política monetaria está preparada para contrarrestar los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios" de la zona del euro. Es decir, para subir los tipos de interés.
La entidad monetaria observó en el informe de diciembre que existen "presiones al alza a corto plazo sobre la inflación muy fuertes", con el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en el 3% en noviembre. Pese a la existencia de presiones inflacionistas, el banco europeo dejó inalterado la semana pasada el precio del dinero en el área euro en el 4%, debido a la incertidumbre actual en la economía por el impacto que puede tener la crisis financiera. Otras bancos centrales como la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra y el Banco de Canadá han recortado las tasas para mitigar los efectos negativos de la crisis crediticia sobre la economía. En el boletín de diciembre, el BCE hizo hincapié en que "el consejo de gobierno prestará gran atención las próximas semanas a los acontecimientos en los mercados financieros". En la primera acción concertada desde los atentados terroristas en EEUU del 11 de septiembre de 2001, el BCE y la Fed ofrecerán este año liquidez adicional en dólares a los bancos comerciales de la zona del euro para contribuir a la estabilidad del sistema financiero a finales de año, periodo en que los tipos interbancarios son más volátiles. En el mercado de dinero del euro, el Euribor a tres meses, el tipo de interés al que se prestan los bancos comerciales el dinero a este plazo, subió ayer hasta el 4,95%.