Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) ha reiterado en la segunda jornada del Día del Inversor que la desaceleración inmobiliaria será progresiva y tendrá un impacto muy limitado en la economía española porque el empleo seguirá siendo sólido. La entidad estima que en 2008 el empleo crecerá un 1,5%, 1,4 puntos porcentuales menos que en 2007, pero aún muy lejos de un escenario de destrucción de empleo.
Son las previsiones que han lanzado el jefe de banca de negocios en España de BBVA, Xavier Argenté, y el director de Servicios de Estudios, José Luis Escrivá, en una presentación. Al cierre de agosto, el 46% de los préstamos del BBVA, es decir 85.838 millones de euros, son hipotecas frente al 60% de media en España. El 17% (14.798 millones) corresponden a promotores inmobiliarios --8% de la cartera de hipotecas en España--. Según BBVA, la inversión en construcción de viviendas pasará de crecer el +3,5% en 2007 a caer un -1,5% en 2009, mientras que los precios pasarán de una subida del +5,5% en 2007 a una caída del -1,9%.