Las entidades financieras quieren llevarse buena parte de la rentabilidad que genere la recuperación con la 'guerra de los depósitos', según denunció la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera-Patrimonial en España (EFPA).  El vicepresidente de la EFPA, Santiago Satrústegui, explicó hoy en un desayuno que, ofreciendo depósitos al 4%, "los bancos quieren captar dinero en un entorno de escasa liquidez" para poder invertirlo cuando llegue el momento de asumir riesgos y obtener rentabilidad.