La economía estadounidense se recuperará este año, pero el crecimiento no será suficientemente fuerte como para reducir significativamente el nivel de desempleo, según economistas de los bancos del país. La Asociación de Banca Hipotecaria, o MBA, informó el viernes que el consenso de los economistas prevé una tasa anualizada de expansión para el producto interno bruto cercana al 3,1% durante el 2010. Anticipan, además, que la inflación básica -que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía- se sitúe en el 1,2%.