EADS registró un beneficio neto de 848 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 33% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía.
Entre enero y septiembre, los ingresos en todas las divisiones aumentaron un 17%, hasta los 27.500 millones de euros, mientras que el beneficio neto antes de fondo de comercio y extraordinarios (Ebit) cayó un 34%, hasta situarse en 1.400 millones de euros.