Este martes desfila por la pasarela de presentación de resultados Grupo Día. Ésta será la primera vez que rinda cuentas anuales desde su entrada en la renta variable española este verano y su salto al Ibex 35 en enero. ¿Cumplirá con las expectativas? Analizamos los números esperado en un valor cuyo su atractivo diversificador y defensivo siguen atrayendo al inversor.

Alfombra de color corporativo para recibir las cuentas de 2011 de Grupo Día. La compañía dirigida por Ricardo Currás se marcó como objetivo para el ejercicio 2011 obtener un beneficio neto de 89,7 millones de euros y una facturación de 10.081 millones. No obstante, según declaraciones de su director general a Estrategias de inversión “pronosticamos una caída del beneficio neto del 23% debido al hecho de que tenemos que financiar una deuda que anteriormente no teníamos, no porque esperemos una caída del beneficio operacional, todo lo contrario, gracias a la expansión por emergentes”. En el momento de su salto al parqué en mayo del año pasado, su deuda neta era de 374 millones de euros (1,2 veces Ebitda). Hoy saldremos de dudas acerca de si su intención de mantener la deuda financiera neta por debajo de dos veces Ebitda ha sido cumplida.

Teniendo en cuenta los resultados de los 9 primeros meses del año, Covadonga Fernández, analista de Selfbank, cree que “no será complicado que alcance sus objetivos, de hecho, lo vemos fundamental, ya que el histórico bursátil de la compañía es muy reducido y, si no los cumpliera, lanzaría un mensaje bastante negativo al mercado”. Desde esta casa de análisis esperan un aumento de las ventas en el último trimestre “debido a efectos estacionales y que sigan mostrando una tendencia similar: buen crecimiento emergente, pero lastre de su negocio en Francia y España. A estos dos mercados estaremos especialmente atentos de cara a tener algo de visibilidad sobre el comportamiento en el próximo ejercicio”. Como precedente, en las últimas cuentas presentadas por la compañía, las respectivas al tercer trimestre de 2011, el beneficio neto atribuido del grupo alcanzó los 32,4 millones de euros, un 7% por encima del logrado durante el mismo periodo de 2010, mientras que sus ventas brutas subieron un 4,5%, hasta 8.226,2 millones de euros.

No obstante, Javier Flores, responsable de servicio de estudios y análisis de ASINVER, cree que “lo más interesante de los resultados será el tema de las negociaciones para su posible salida del mercado francés, pues es el mayor problema que tiene ahora y pesa negativamente en sus resultados”.

En cuanto a España, Flores cree que podemos contar con “un incremento de las ventas que les haya permitido ganar cuota de mercado, pero a costa de menores márgenes comerciales. En Portugal sin embargo habrán retrocedido en ventas como resultado de los ajustes que se han afectado a los salarios (paga extra de Navidad)”.

Con la vista puesta en 2013, el grupo pretende aumentar su parque de tiendas de tiendas de 6.400 a 8.000, lo que supondría un crecimiento entre 450 y 750 tiendas por año, particularmente emergentes como  Argentina, Brasil, China y Turquía y, con ello, poder elevar sus ventas un 7% en el plazo de 2 años. De hecho, sus cuentas de la última etapa del 2011 fueron impulsadas por los mercados emergentes, lo cuales, ya suponen un 23,6% de sus ingresos.

Actualmente la política de dividendos de Día se basa en destinar un payout del 35% del beneficio neto consolidado, lo que el ejercicio pasado se tradujo en 457 millones de dividendo extraordinario.


Situación técnica…
Desde que se independizara de su matriz Carrefour para saltar al parqué el 5 de julio a 3,5 euros, el valor acumula un retroceso en torno al punto porcentual. Su puesta de gala coincidió con uno de los peores veranos de la renta variable española, lo que le llevó a perder un 30 % de su valor en tan solo un mes, llegando a marcar mínimos en la zona de 2,39 euros por acción. Desde ese nivel podemos observar cómo el valor comenzó a recuperar posiciones. Además, a finales de la semana pasada registró un fuerte avance, ¿quizás descontando unas buenas cuentas o fue un mero rebote en zona de soporte? Aunque su historial es muy pequeño, Alberto Rodríguez, director de MercadosCotizados.com, observa que “los precios siempre van canalizados. La directriz alcista que une la zona de mínimos nos está sirviendo de soporte para aguantar el precio en la zona de 3,40 euros. La subida debería ir a buscar los 3,65/3,70 euros, aproximadamente”. Si pretende llevar a cabo alguna estrategia compradora en la acción, el experto aconseja “situar stop los en torno a 3,38/3,37 euros. Mientras se mantenga por encima de estos niveles, se puede estar dentro. Si desde aquí fuera capaz de sujetarse, nos quedaría otro movimiento alcista bastante superior, pero siempre y cuando sea capaz de mantener la zona de resistencia de los 3,40 euros”.

GRÁFICO DÍA:


Día inauguraba el año con bien pie y dando el gran paso de segunda división al Ibex 35. Inéditamente, el grupo de alimentación se hacía un hueco en el principal selectivo español tan sólo 5 meses después de empezar a cotizar y transformando la naturaleza del Ibex para engordarlo con 36 valores. Desde el pasado 2 de enero, cuando entró en el índice a un precio de 3,579 euros, ha sufrido una penalización del 2%. Su capitalización actualmente es de 2.300 millones de euros y tiene en circulación 679.336.000 acciones.

El Comité de Asesoramiento del Ibex 35 (CAT) no se decidió por qué valor expulsar de primera plana ante la entrada de Día y, si no se convoca una reunión extraordinaria, tendremos que esperar a junio para saber si el selectivo volverá a su original composición de 35 valores o no. Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, cree que “Bankinter cuenta con todas las papeletas para quedarse fuera del Ibex, aunque también Sacyr Vallermoso podría ser quien abandonara el índice”. En cambio, Eduardo Bolinches, director de Bolsacash, no descarta que las cosas puedan seguir como están.

Por ello, parece que Día puede permanecer tranquila en el Ibex 35 por el momento…

¿Qué ofrece al inversor?
La apuesta de negocio de Día en el mercado europeo es clara: ofrecer precios anti-crisis (recordemos su slogan “Si paga más es porque quiere” y que hoy será sustituido por otra frase de marca). Esto le ha valido una generación de caja considerable, atrayendo al inversor que busca bajos precios en tiempos de crisis. Por el sector al que pertenece (alimentación y discount), se configura como un valor defensivo y una apuesta para diversificar carteras. No obstante, Miguel Méndez recuerda que “su evolución va a ir muy ligada a la evolución de la economía y al consumo. Si pensamos que va a haber una recuperación de las tasas de crecimiento y que el consumo va a empezar a tirar, los títulos de Día pueden tener un excelente comportamiento, aunque su volatilidad es alta”.

Covadonga Fernández valora “su carácter defensivo, su buena generación de caja y su balance saneado”, aunque reconoce que “a los precios actuales está caro (PER2012e de 15,4x vs 12,6x de media de sus comparables) con lo que esperaríamos a recortes en el precio para entrar en el valor”.