El mercado viene plano aunque ayer tuvimos una jornada muy positiva en el arranque del mes. Con la ausencia de hechos negativos sube con rotundidad. Los resultados son positivos y prácticamente ninguno ha decepcionado. Esto ha sido el motor del mercado.

De la Fed solo podemos esperar un cambio de lenguaje. Todas las miradas van a estar puesta en junio donde la probabilidad de subida de tipos será mayor. Hoy pocas novedades.

La verdad es que todavía no se sabe si va a haber tensión. Los mercados de deuda que son los mejores termómetros tampoco vemos un comportamiento muy diferente de los bonos franceses. Las encuestas siguen siendo favorables a Macron. Por ahí tampoco hay miedo.

Este ritmo no se puede mantener. Hemos corrido muchísimo. Abril ha sido un buen mes aunque no en un porcentaje tan amplio. En la medida que el mercado no para retroalimenta las subidas. El miedo a perder tramos adicionales va creciendo. Algo parecido sucede en Estados Unidos hace unos años. En el caso nuestro llevamos años así y una parada sería adecuada.

Declaraciones a Radio Intereconomía