El banco suizo Credit Suisse Group, hasta ahora considerada una entidad prácticamente no afectada por la crisis crediticia mundial, ha anunciado que ha rebajado en 2.850 millones de dólares el valor de algunas de sus titulizaciones respaldadas por activos, atribuyendo parte de la rebaja a "errores en la fijación de precios" de algunos de sus corredores
. Tan sólo una semana después de que la compañía publicara sus resultados de 2007, el banco suizo indica que tiene que analizar la situación para ver si la rebaja del valor afectará a esos resultados, aunque la entidad por el momento cree que afectará a su beneficio neto en 1.000 millones de dólares. También había anunciado entonces que, en su área de banca de inversiones y gestión de activos, realizó correcciones de valor por un total de 4.270 millones de francos (2.668 millones de euros).El impacto de la crisis financiera por las hipotecas de riesgo estadounidenses en Credit Suisse se suma al sufrido por el primer banco suizo, UBS, que se vio obligado a hacer una depreciación de activos superior a los 20.000 millones de francos (12.200 millones de euros).Los comentaristas económicos suizos afirman hoy que, más que el valor financiero de los correctivos anunciados por Credit Suisse, afectará al valor de sus acciones la pérdida de confianza, pues un anuncio así, unos días después de publicarse sus resultados anuales, quebranta la confianza del mercado en el banco.