Sería repetir la operación que ya tuvo que hacer a finales de diciembre por la rebaja de la calificación de la entidad estadounidense ACA
que garantizaba una parte de sus activos de riesgo, y que se tradujo en 1.200 millones de euros a cuenta de depreciaciones.En total, la filial de Crédit Agricole asumió entonces, sólo para el cuarto trimestre de 2007, un total de 2.500 millones de euros de depreciaciones y provisiones, lo que supuso 1.600 millones netos. Las acciones de Crédit Agricole caían hoy un 2,87% a media mañana en el mismo momento en que el índice general de la Bolsa de París limitaba el descenso al 0,81%. En una semana, la entidad financiera acumulaba un retroceso del 7% y de cerca del 25% desde comienzos de año.Siempre según Les Echos, la crisis financiera surgida en Estados Unidos podría seguir afectando a otros bancos franceses, y en particular a Société Générale, que ya reconoció el pasado 24 de enero una exposición de cerca de 8.000 millones de euros a los "monolines".