El fabricante estadounidense de refrescos Coca-Cola obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.614 millones de dólares (1.196 millones de euros) en el primer trimestre de 2010, un 19,7% más en comparación con los 1.348 millones de dólares (999 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2009, según informó hoy la compañía en un comunicado.
Los ingresos netos del fabricante estadounidense de refrescos aumentaron en los tres primeros meses de 2010 hasta los 7.525 millones de dólares (5.580 millones de euros), lo que supone un 4,9% más en comparación con los 7.169 millones de dólares (5.317 millones de euros) que registró en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El presidente y consejero delegado de Coca-Cola, Muhtar Kent, destacó hoy que en el primer trimestre del año la compañía logró unos sólidos resultados "en todo el mundo", en un periodo en el que llevó a cabo "acciones decisivas" para mejorar su negocio en América del Norte y fortalecer su sistema de franquicias en Europa.

"A pesar de los esperados desafíos en las condiciones económicas mundiales, continuamos invirtiendo en nuestro negocio y fortaleciendo la salud de nuestras marcas", añadió.

De cara a la próxima década, Kent destacó que la compañía prevé "tremendas oportunidades de crecimiento" para su sistema de franquicias y para toda la industria de las bebidas no alcohólicas en general. "Seguimos confiando en nuestra capacidad para ofrecer servicios en función de nuestras estrategias, al mismo tiempo que sentamos las bases para un crecimiento a largo plazo sólido, rentable y sostenible", destacó.