La cautela se impone en la última sesión de la semana en Wall Street. El Dow Jones amanece con una caída del 0,30% y cotiza en los 9.042 puntos. El tecnológico pierde un 1,41% mientras que el S&P500 cotiza con una caída del 0,57%. Con un goteo moderado de referencias empresariales, el mercado de divisas deja un euro que alcanza los 1,4228 dólares cuando el barril de crudo cotiza en los 66 dólares.
Después de la tempestad…llega la calma. La cautela y la prudencia llevan al selectivo de la bolsa americana a corregir parte de la subida experimentada ayer. Eso sí, todavía se mantiene el tan ansiado nivel de los 9.000 puntos. En concreto, el Dow Jones cede 0,22% y cotiza en los 9.049 puntos. Algo más acusadas son las caídas del Nasdaq. Pierde un 1,18% y cotiza en los 1.950 puntos mientras que el S&P500 cede un 0,39% y marca los 972 puntos. Unas tendencias que penden de un dato: la confianza del consumidor de Michigan.

Sigue la avalancha de resultados empresariales

Continua la avalancha de referencias empresariales al otro lado del Atlántico. Dos compañías – representantes de dos de los sectores más grandes de la economía estadounidense- dieron a conocer ayer al cierre sus cifras. El gigante Microsoft indicó que su beneficio se redujo un 17,6%. Hoy lo cotiza en bolsa: pierde un 7,12% y cotiza en los 25,56 dólares. El fabricante de software alcanzó los 14.569 millones de dólares en su ejercicio fiscal 2008-2009. Pero no sólo la compañía hace frente a los números rojos: Google descuenta un 0,19% de su cotización mientras que Yahoo! logra asentarse sobre los 17,36 dólares.

Codeándose con el sector tecnológico, el financiero. American Express cede un 2,31% un día después de anunciar que sus ingresos cayeron un 54% en el segundo trimestre. ¿El motivo? Unos niveles récord de impagos. Morgan Stanley va la mano del anterior y pierde un 1,09% mientras que Bank of America descuenta un 0,24% en los primeros minutos de negociación.

Resultados también los que publica hoy Black & Decker. Redujo a la mitad su beneficio en el segundo trimestre, hasta los 38 millones de dólares. La compañía- que cotiza con una subida de más del 9% en la apertura- ha anunciado que sus ventas cayeron un 27% hasta los 1.200 millones de dólares. Continúa la caída también en el beneficio de la química Ashland. Su tercer trimestre fiscal culminó con un beneficio de 50 millones de dólares, frente a los 72 millones obtenidos en el mismo período del año anterior. La adquisición de Hércules (-2.50%) tuvo un impacto negativo en su cuenta de resultados. Y lo tiene hoy en el mercado: pierde un 6,7% en los primeros minutos de negociación.

Las compañías del selectivo de la bolsa americana siguen rindiendo cuentas con el mercado. Fortune Brands registró un beneficio de 99,8 millones de dólares en el segundo trimestre, frente a los 136 millones que obtuvo un año antes. Sin embargo, la ganancia anunciada superó las previsiones de Wall Street que premia al valor con una revalorización del 0,10% La misma suerte corren los títulos de Ingersoll Rand. El fabricante de equipos – que van desde sistemas de aire acondicionado a carritos de golf- cerró el mes de junio con una ganancia de 122,1 millones de dólares. Un resultado que supone un 52% menos que en el segundo trimestre de 2008 y que elevan su beneficio en bolsa hasta los 24,08 dólares tras una revalorización de más del 12% en los primeros minutos.