BP informó el viernes que impugnó formalmente la multa de 87 millones de dólares impuesta por las autoridades federales de Estados Unidos sobre violaciones a las normas de seguridad en su refinería Texas City. Más temprano el viernes, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos indicó que impuso la multa récord debido a que la empresa petrolera británica no ha solucionado problemas de seguridad luego que 15 personas fallecieran y otras 170 resultaran heridas en una explosión ocurrida en el 2005 en la planta Texas City.