Borges Agricultural & Industrial Nuts (Bain) dio el salto del mercado de corros al continuo el pasado 24 de julio. En este tiempo, la filial especializada en la producción y venta de frutos secos de Borges International Group se ha revalorizado un 110% hasta los 37,45 euros, convirtiéndose de esta manera en la empresa que más se revaloriza en el acumulado del año entre las seis que han debutado en este 2017.

La filial de la compañía de gestión de efectivo de Prosegur, Prosegur Cash, se revaloriza un 38%; Unicaja Banco un 17%; la inmobiliaria controlada por el fondo Lone Star, Neinor Homes, un 9,5%; la industrial vasca Gestamp un 5%, mientras que la inmobiliaria Aedas Homes un 6,44%.

Uno de los secretos del espectacular ascenso de la compañía de frutos secos es el escaso capital libre (‘free float’) que cotiza en bolsa que llega al 10,93%, mientras que el 89,07% de las acciones restantes pertenecen a la familia catalana Pont. Esto hace que las  3.305.780  de acciones en las que se reparte el capital social de 9,95 millones de la compañía apenas se reparta entre 550 accionistas, de los que ninguno de ellos dispone de un paquete superior al 3% de los títulos y apenas tiene volumen y liquidez.

 

 

Con el objetivo de ganar liquidez la dirección del grupo aprobó el pasado jueves un canje de acciones en la proporción de siete nuevas por cada acción antigua. Este ‘split’ se hará efectivo el 18 de diciembre y dejará los títulos de la compañía con un valor nominal unitario por acción de 3,01 euros a 0,43 euros, mientras que el número de acciones pasará a ser de 23.140.460 títulos.

Este canje de acciones es el primer paso hacia una ampliación de capital que eleve el ‘free float’ hasta el 25%, como intentó la compañía en marzo del año pasado en la que buscaba recibir 23,5 millones de euros que no llegaron a concretarse.

Su cotización ha estado marcada por la volatilidad de los primeros meses, con subidas cercanas al 20% a finales de julio y principios de agosto hasta que las correcciones se impusieron a mediados de agosto y dejaron el precio de las acciones en los 35 euros.

 

 

El pasado 13 de octubre presentó sus resultados correspondientes al primer trimestre fiscal con unas pérdidas de 1,2 millones de euros, mientras que en el mismo período del año anterior el deterioro había sido de 100.000 euros. Los ingresos cayeron un 5% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 45,4 millones de euros, como consecuencia del descenso en el precio de la almendra.

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión tiene una nota de nueve sobre diez, con todos los aspectos que recogen estos indicadores en ‘verde’: tendencia alcista, momento total positivo, volumen creciente y volatilidad decreciente.

Por su parte, Aedas es el peor valor entre las compañías que han debutado en el mercado español en el presente ejercicio. Pese a la corrección del 6,44% desde el pasado 20 de octubre, los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión le siguen dando una nota de ocho sobre diez, con la tendencia a largo plazo bajista y el momento total rápido negativo.

 

 

La inmobiliaria que capitaliza 1.407 millones de euros, sin embargo, ha recibido buenas noticias en los últimos días que podrían elevar su cotización en las próximas fechas. El pasado viernes la compañía controlada por el fondo estadounidense Castlelake anunció la construcción de 2.600 viviendas en la Costa del Sol con una inversión de 952 millones de euros, mientras que Goldman Sachs le dio un potencial alcista a sus acciones del 24% y en los próximos años pasará a facturar 1.100 millones.

Este mismo lunes, CaixaBank destacó la “envidiable” cartera de suelo de la empresa que dirige David Martínez, valorada en más de mil millones. Pese a su corta estancia en el parqué, ya tiene posiciones cortas abiertas en su capital que representa el 1,03% de las acciones, de las que el 0,59% son de Lansdowne Partners.