BAA, grupo británico de aeropuertos controlado por Ferrovial, ha colocado con éxito una emisión de bonos por importe de 700 millones de libras (unos 770 millones de euros) que destinará a refinanciar deuda, informó hoy la compañía.
El grupo, propietario de Heathrow, entre otros aeródromos, recibió una demanda de bonos por importe de 2.000 millones de libras (unos 2.200 millones de euros), esto es, casi tres veces el importe de la emisión.

BNP Paribas, Citi, HSBC y Royal Bank of Scotland actuaron como entidades directoras de la operación, que presenta un plazo de vencimiento a 2026 y un cupón fijo anual del 6,75%.

BAA prevé utilizar los fondos captados en la emisión para refinanciar su deuda, alargando los plazos de vencimiento, con el fin último de reforzar así su estructura financiera para invertir en sus aeropuertos.

La filial de Ferrovial también destinará mayoritariamente a amortizar deuda los 1.510 millones de libras (1.659 millones de euros) que recibirá por la venta del aeropuerto londinense de Gatwick a Global Infraestructure Partners, fondo participado por General Electric y Credit Suisse. La operación está previsto que se cierre en la primera semana de diciembre, una vez que ayer jueves logró el visto bueno de Competencia.

A cierre del pasado mes de septiembre, BAA soportaba una deuda neta de 11.553 millones de libras (unos 12.800 millones de euros), ligeramente superior a la de 11.225 millones de libras (12.400 millones de euros) que contabilizaba a cierre de 2008.

BAA ha abordado su anunciada emisión de bonos una vez que cerró esta transacción, que se aclaró el marco regulatorio británico y tras reforzar su balance con una ampliaciónd e capital.

El Gobierno británico anunció el pasado mes de octubre que finalmente no llevaría a cabo una reforma que afectaría a la estructura de deuda de la filial de Ferrovial.

Además, la pasada semana los socios de BAA aprobaron una ampliación de capital de 500 millones de libras (unos 555 millones de euros) para optimizar su estructura financiera y "fortalecer" para facilitar la emisión.

La ampliación se articuló a través de dos vías. Unos 300 millones de libras (334 millones de euros), el 60% del importe total, se inyectaron capitalizando (convirtiendo en acciones) recursos propios disponibles en la sociedad por la que Ferrovial y sus socios controlan el grupo de aeropuertos. Este importe ya se ha aportado.

Los 200 millones de libras (222 millones de euros) restantes, provendrán de aportaciones directas por parte de Ferrovial y el resto de socios en función de la participación que tienen en el capital de BAA.