El grupo asegurador francés Axa alcanzó una cifra de negocio de 68.094 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un retroceso del 2% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la entidad. En concreto, la caída de la facturación de la aseguradora refleja el retroceso del 2,6% y del 26,3% en los ingresos de sus unidades de vida y gestión de activos, respectivamente, mientras que la división de propiedad y accidentes facturó un 2,5% más y la de seguros internacionales un 3,5% más.