Arabia Saudí, el principal exportador mundial de petróleo, aumentó en 300.000 barriles diarios su producción de crudo para cumplir con la creciente demanda y compensar el menor bombeo de otros productores, dijo el viernes el ministro de Petróleo saudí, Ali al Naimi. La producción saudí alcanzará en junio los 9,45 millones de bpd, dijo Al Naimi. El reino aumentó la producción el 10 de mayo, agregó.
El ministro insistió en que los fundamentales del mercado petrolero son fuertes y que los precios récord del petróleo se deben a la tensión política internacional, a la debilidad del dólar y al uso de materia primas como una cobertura de los inversores en el mercado. El ministro agregó que cubrirán toda la demanda de crudo de sus clientes. "Toda la demanda de capacidad de producción extra de los consumidores será satisfecha inmediatamente", sostuvo Naimi en una conferencia de prensa, en respuesta a la pregunta acerca de que se haría con respecto a la demanda estadounidense de más producción. Un funcionario estadounidense afirmó previamente que Arabia Saudí bombeará todo el petróleo necesario para abastecer la demanda de los consumidores, aunque consideró poco probable que eso enfríe los precios de los combustibles en Estados Unidos. Por ahora, el mayor exportador de petróleo del mundo estima que toda la demanda por su crudo está siendo abastecida, agregó el funcionario. El presidente estadounidense, George W. Bush, se reunió el viernes con el rey saudí Abdullah en Riad para presionar al reino a que ayude a enfriar los precios récord del crudo. El crudo estadounidense tocó el viernes un máximo histórico cercano a los 128 dólares el barril.*.