Los bancos y otras instituciones financieras incrementaron este mes significativamente sus proyecciones de corto y largo plazo para los precios del petróleo, a medida que los futuros sobre el crudo registraban reiteradamente nuevos niveles récord que los llevaron el viernes a alcanzar un nuevo máximo sobre los US$127 por barril.
Según un sondeo mensual de Dow Jones Newswires realizado en los últimos días entre más de 30 bancos y otras instituciones financieras, el precio medio para los futuros sobre el crudo ligero dulce que se negocia en Estados Unidos y el del crudo Brent fueron revisados al alza entre un 13,5% y un 16% respecto de las proyecciones del mes previo. Las proyecciones a mayor plazo también aumentaron significativamente: la estimación media para el precio en el 2008 del crudo West Texas Intermediate que se negocia en Nueva York ahora es de US$103,30 por barril, un aumento del 11,1%, y para el 2009 es de US$96, un ascenso del 9,1%. Las proyecciones para el Brent aumentaron un 6,5% a US$101,50 por barril para el 2008 y un 7,6% a US$95,80 por barril para el 2009. Los consultados en el sondeo citaron las menores perspectivas de crecimiento para los suministros mundiales de petróleo frente a un consumo que crece rápidamente como la razón para las expectativas de precios más altos. "Los crecientes costos marginales del suministro de petróleo, el crecimiento incierto fuera de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y la decepcionante expansión de la producción de la OPEP han reducido en alguna medida nuestras expectativas de un significativo crecimiento de la oferta", dijo Thina M. Saltvedt, analista con sede en Oslo de Nordea Bank AB. El sondeo mostró que las revisiones al alza más pronunciadas en las proyecciones son para el trimestre actual: la proyección para el precio del WTI en el segundo trimestre aumentó un 16% a US$112,50 por barril, mientras que la del Brent se incrementó en un 13,5% a US$110 por barril. El viernes, los futuros sobre el crudo que se negocian en la New York Mercantile Exchange llegaron a subir más de US$3 a un nuevo máximo de US$127,82 por barril.