El Plan 2000E de ayudas directas a la compra de vehículos ha generado ingresos y beneficios sociales de más de 600 millones de euros, indicaron hoy las asociaciones de importadores (Aniacam) y concesionarios (Faconauto), que pidieron al Gobierno la renovación de este programa para evitar un nuevo desplome del mercado automovilístico. Las dos patronales recuerdan que España tiene el parque automovilístico más antiguo de Europa por detrás sólo de Grecia, con una media de 13,4 años. Ante esta situación, el Plan 2000E ha permitido la retirada de 200.000 vehículos obsoletos, lo que supone un ingente ahorro por los accidentes de tráfico y por la reducción del consumo de carburante y de emisiones de CO2.