El Gobierno alemán intenta con sus negociaciones sobre el futuro de las operaciones europeas de General Motors Corp (GM) "salvar a tantos trabajadores y fábricas como sea posible" en todo el continente, dijo el viernes el ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg. En declaraciones a la emisora de radio BBC, Guttenberg indicó que el gobierno alemán desea "cubrir el agujero de liquidez que tendrá la compañía en las próximas semanas y meses" con una "solución europea (...) que tenga sentido". Fiat  y Magna International desean comprar Opel a GM, que probablemente se declarará en bancarrota en Estados Unidos la próxima semana. El gobierno alemán está estudiando otorgar una financiación puente a la filial Opel.