En el primer semestre del año ACS registró un beneficio neto de 416 millones de euros, un 7,2% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ganó 388 millones.

ACS ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el crecimiento del beneficio neto de la compañía en los seis primeros meses del año sería del 19,1% si se excluyese la contribución de Urbaser en 2016.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de ACS alcanzó los 1.224 millones de euros, aumentando un 12,2%, mientras que el beneficio neto de explotación (ebit) se situó en los 900 millones de euros tras aumentar un 7,6%.

Las ventas del grupo alcanzaron hasta junio los 17.386 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,7%, según la compañía, gracias a la evolución de la producción en este semestre, especialmente en la actividad de construcción que creció un 15,5%.

Por áreas geográficas, las ventas en América del Norte representa un 44% del total, Europa un 20%, Australia un 20%, Asia un 8%, América del Sur un 6% y África el restante 2%.

Las ventas en España suponen un 13% del total.

La cartera a finales del primer semestre de 2017 ascendía a 65.200 millones de euros, un 5,9% superior a la de hace doce meses, a pesar de la depreciación del dólar americano, con una distribución geográfica similar a las ventas actuales.

La deuda neta de ACS se sitúa en 1.654 millones de euros, disminuyendo un 55,8% desde junio de 2016. El apalancamiento financiero del grupo se sitúa en 0,7 veces el EBITDA anualizado.

Por áreas de negocio, las ventas de Construcción alcanzaron los 13.102 millones de euros en el primer semestre, con un aumento del 16% gracias al crecimiento de la actividad en Australia y la estabilidad del mercado norteamericano.

Por su parte, la facturación de Servicios Industriales alcanzó los 3.590 millones de euros, aumentando un 4% gracias a la buena evolución de la actividad internacional y la recuperación del mercado español. En concreto 2.614 millones de euros, un 73%, corresponde a ventas internacionales, que han aumentado un 4%.

El área de Servicios obtuvo unas ventas de 706 millones de euros, que corresponde únicamente a Clece, manteniéndose prácticamente estables en términos comparables.