ACS se ha adjudicado, a través de su filial Avanzia, tres campos de gas natural en México por 430 millones de euros. Con esta operación espera llegar a producir un volumen de gas natural superior a mil millones de pies cúbicos y 1 millón de barriles de condensados, cuyo valor de venta superará los 860 millones de euros.

Esta operación se llevará a cabo porque el grupo ACS ha resultado adjudicatario en la última subasta que ha realizado la Comisión Nacional de Hidrocarburos perteneciente a la Secretaría de Energía del Gobierno de México. Esta propuesta engloba los bloques nº1 de la Ronda 2.2 y los bloques BG1 y BG4 de la Ronda 2.3., ubicados en la cuenca de Burgos, del estado de las Tamaulipas, conocida por su gran potencial en la producción de gas natural.

Con esta nueva estrategia, ACS espera producir en estos campos un volumen de gas natural superior a los 350.000 millones de pies cúbicos y un millón de barriles de condensados, cuyo valor de venta superará los 860 millones de euros.  

Actualmente, posee una cifra de negocio superior a los 1.300 millones de euros al año y confían que con esta adjudicación, reforzarán el crecimiento en el sector de los servicios petroleros y la producción de hidrocarburos.