El Juzgado de Instrucción número 5 de Tarragona ha abierto diligencias penales contra Repsol YPF por el vertido de al menos 500 litros de petróleo, ocurrido el pasado 23 de octubre, en la monoboya de las instalaciones de la compañía petrolera en Tarragona. Según ha informado hoy la organización ecologista Mediterrania, el juzgado instruirá diligencias previas en las que se requiere a la compañía Repsol-YPF que aporte la identidad de los responsables del accidente, así como copia de la póliza de seguro que cubra daños medioambientales, entre otros aspectos.