Tras los nuevos máximos marcados ayer en Wall Street para el DOW JONES (subió un 0,68% en los 35.730,48 puntos) y el S&P 500 (sumó un 0,98% en los 4.596,42 enteros), y con un Nasdaq que avanzaba un 1,15% hasta las 15.778,16 unidades, los principales índices americanos cotizan en la apertura de hoy a la baja, de la mano de unos resultados de Amazon y Apple que ayer decepcionaron a los inversores y reavivaron la preocupación por la escasez de mano de obra y de suministros que ha estado en el centro de esta temporada de resultados trimestrales.

En concreto, en la última sesión de este mes de octubre el DOW JONES abre con caídas del 0,25% en los 35.641,90, el S&P 500 resta un 0,53% en los 4.571,94 y el NASDAQ desciende un 0,75% sobre los 15.332,09 puntos.

Dentro del Dow Jones, las mayores subidas son para Caterpillar (2,08%), Chevron (1,47%) y JPMorgan (0,72%). En el lado contrario los mayores descensos son para Apple (-2,61%), Amgen (-1,1%) y McDonald's (-1,03%).

Macro y resultados empresariales

Uno de los indicadores favoritos de la FED, el PCE, ha caído en su máximo de 30 años. Mientras se desploma también la tasa de ahorro, según Tyler Durden en Zero Hedge. Se esperaba que los ingresos de los estadounidenses cayeran modestamente (-0,3% intermensual) en septiembre y, por supuesto, el gasto subió (+ 0,6% intermensual), pero los ingresos en realidad cayeron significativamente más de lo esperado, un 1,0% intermensual, mientras que el gasto aumentó un 0,6% intermensual, más de lo esperado.

Ayer se publicó la primera estimación del PIB de EEUU del tercer trimestre, estimación que vino a confirmar que el crecimiento de la economía estadounidense se había desacelerado significativamente en el periodo como consecuencia del repunte en los meses de verano de los casos de Covid-19 y de los problemas de suministros que afectan a muchas empresas y que están limitando su capacidad para satisfacer la demanda de sus clientes. 

Por otro lado, la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó a 281.000 la semana pasada, por debajo de los 291.000 en la semana anterior. El nivel de solicitudes sigue aproximándose al promedio de unos 205.000 trámites semanales antes de la pandemia de la covid-19, cuyo brote elevó la cifra a 6,8 millones en la última semana de marzo de 2020.

Por otro lado, ayer el presidente Biden presentó una nueva propuesta de su plan de infraestructuras sociales, por un importe de 1,75 billones de dólares, muy inferior al inicial, plan que cree que será aprobado por el Congreso y que facilitará la también aprobación del plan de infraestructuras físico. Desde Link Securities no creen que vaya a ser así, aunque la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Pelosi, parece que va a “forzar” hoy  una votación del plan de infraestructuras físico en esta cámara, algo que tampoco es seguro que vaya a suceder al 100%. 

En materia de resultados, los analistas esperan que los beneficios de las empresas del S&P 500 crezcan un 38,6% interanual en el tercer trimestre, frente al 29,4% previsto al inicio de la temporada de resultados, según datos de Refinitiv.

Destacar los resultados de Apple y Amazon. En el caso de la primera, el beneficio por acción de Apple en el tercer trimestre publicado ayer al cierre de la sesión en Wall Street fue de 1,24 dólares por acción cuando se esperaba 1,23, a nivel de beneficios superó las previsiones y aumentaron un 69,89% con respecto al mismo trimestre del año pasado, sin embargo, las ventas quedaron por debajo de las estimaciones en un 1,76% y las previsiones para el último trimestre han sido pesimistas, motivo por el cual, las acciones del fabricante de iPhone pierde tras el cierre un 3,72%.

Estrategias de Inversión

Desde IG España, señalan que, a nivel fundamental, tras el profit warning, "las perspectivas de Apple se deterioran". A nivel técnico, "sigue estando en tendencia alcista de medio y largo plazo, aunque tras los resultados sería importante vigilar que no pierda el soporte clave de los 138,30 dólares y sobre todo, que no pierda la directriz del canal alcista que guía los precios desde el 30 de julio del año pasado, situada en el entorno de los 134,50 USD, de perder este nivel aumentarían las probabilidades de mayores correcciones, mientras no lo haga, la tendencia sigue siendo alcista".

En el caso de Amazon, los resultados decepcionaron en todas las líneas, tanto en beneficios como en ingresos. El BPA publicado ayer para el tercer trimestre fue de 6,12 dólares, un 31,31% menos de los 8,91 dólares esperados. En cuanto a ingresos tuvo 110810 millones cuando se esperaban 111620. A pesar de haber aumentado los ingresos un 15% con respecto al mismo trimestre del año anterior, sus beneficios han bajado un 50,53% respecto al mismo periodo de 2020 debido al aumento de los costes. Además, la compañía espera incurrir en un aumento importante de los costes en el negocio de consumidores en el cuarto trimestre, debido al fuerte aumento de los costes de los suministros y el aumento de los costes laborales, la empresa no encuentra mano de obra.

IG España apunta que, "a pesar de los malos resultados y perspectivas para el cuarto trimestre, por descuentos de flujos de caja, el valor seguiría cotizando por debajo de su valor teórico intrínseco (5200 USD), sin embargo, a nivel técnico, cotiza dentro de un canal lateral alcista desde junio del año pasado. El soporte que no puede perder para que siga manteniendo la tendencia son los 3040 dólares, teniendo un soporte intermedio en los 3170. Mientras no pierda estos niveles, es un valor que se puede mantener en cartera".

En otro orden de noticias, Facebook cambia su nombre a Meta en un guiño a su proyecto "metaverso", un entorno virtual compartido que apuesta por convertirse en el sucesor de la internet móvil.

Otros mercados

Esta madrugada se ha conocido que la producción de las fábricas japonesas se contrajo por tercer mes consecutivo en septiembre, ya que el sector del automóvil se ha visto afectado por una persistente escasez de suministros a nivel mundial, lo que ha aumentado el riesgo de una contracción económica en el tercer trimestre y han puesto la recuperación en tela de juicio.

Haruiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón explicó ayer que "el objetivo del 2% ha servido para afianzar la economía, los precios y el empleo. La economía sigue manteniendo una tendencia de recuperación. Las exportaciones se están debilitando, así como la producción debido a las restricciones de suministro. Veo una disminución del capex en algunas industrias. Es probable que el crecimiento supere el crecimiento pronosticado. El impacto del coronavirus en las economías locales e internacionales debe ser monitoreado. Continuaremos relajando la política monetaria según sea necesario, sin dudarlo. La política actual se mantendrá hasta que se cumpla el objetivo de inflación del 2%. La inflación mundial está creciendo debido a un aumento en la demanda de bienes. Las restricciones de suministro a largo plazo podrían conducir a una mayor inflación. El riesgo de inflación observado en otros países sería mínimo en Japón".

El ministro de comercio de China avanzó ayer que el viceprimer ministro, Liu He, trasladó a Janet Yellen (secretaria del del Tesoro de EE.UU.) su preocupación por las sanciones y aranceles estadounidenses. La secretaria de comercio exterior de EE.UU. dijo que el compromiso con China tiene como objetivo reducir la intensidad de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y fomentar una asociación sobria.

La agencia Moodys advierte en un informe de la espiral de crédito negativa en la que está entrando el sector inmobiliario del gigante asiático. Relacionado con esta noticia, Evergrande hizo efectivo hoy el pago de un vencimiento atrasado de un bono en dólares y evita un inminente default por segunda vez en menos de una semana.

En el mercado del petróleo, tras la reunión del comité técnico de la OPEP para preparar el encuentro de la semana que viene, el organismo apuntó que ve un mercado del petrolero más ajustado en el 4T21 con datos preliminares conocidos. En estos momentos, el barril de petróleo West Texas cede un 0,77% sobre los 82,17 dólares, mientras que el Brent cae un 0,42%, hasta los 83,31 dólares. 

El Bitcoin resta un 0,39%, sobre los 60.875,2 dólares. Mientras que el Oro cae un 1,15% sobre los 1.782,70 dólares.