Cautela en Wall Street antes de la decisión de tipos de la Fed, y tras unos datos de ventas minoristas e inflación peores de lo esperado. El euro recupera posiciones frente al dólar y se cruza en los 1,12; mientras, el petróleo, por su parte, vuelve a corregir con el Brent ligeramente por encima de los 48 dólares.

Ligeros ascensos para arrancar la jornada del miércoles en Wall Street, con la vista puesta en la decisión de tipos de la Reserva Federal (Fed) y la conferencia de prensa de su presidenta, Janet  Yellen. El mercado descuenta casi al 100% un incremento del precio del dinero de 25 puntos básicos, hasta el rango comprendido entre el 1% y el 1,25%, y centra su atención en el lenguaje del banco central, así como en las nuevas previsiones macro que ofrecerá.

Más si cabe, después de las ventas minoristas hayan experimentado en mayo su mayor descenso en 16 meses (-0,3%), debido principalmente a la contracción en el consumo de gasolina y vehículos. Además, la inflación del mismo mes cedió un 0,1%, con el acumulado del último año en el 1,9%, por debajo de los máximos de 2,7% alcanzados hace cuatro meses.

Así las cosas, la clave de este encuentro de la Fed serán “las pistas sobre cuál será el enfoque de su política monetaria a medio plazo”, apunta José Antonio Martín Quiroga, de IG. Y es que, la probabilidad que otorga el consenso a un incremento más (son tres a los que apunta el ‘dot plot’) se han reducido al 50%.

Vea también: La Fed no pasará desapercibida

Martin Arnold, analista de ETF Securities, señala que los comentarios del banco central “sugieren que está justificado un continuo ajuste gradual de la política monetaria”, sobre la base de la mejora macro, muy pendientes siempre de la evolución de los precios. Sin embargo, este experto cree que una “preocupación clave es si la autoridad monetaria tiene la prima de riesgo que supone el presidente Donald Trump integrada en sus pronósticos”.

Así, considera que los largos en dólares “deben tener en cuenta que un incremento de tipos con una declaración dovish (acomodaticia), sobre todo si apunta a la parálisis de la Administración, traerá consigo una mayor debilidad en el ‘billete verde’. Lo que a su vez presionará los rendimientos que han generado los activos estadounidenses”, concluye.

Mientras tanto, en el plano empresarial, destaca la remontada de Tesla, que el martes, igual que el S&P 500, marcaba un nuevo máximo. Y es que, su modelo X SUV alcanzaba cinco estrellas en el rating de seguridad. Remonta también con fuerza H&R Block, tras batir las expectativas con sus resultados trimestrales. 

Vea también: Las tecnológicas europeas muy por encima del Stoxx 600