No habrá tapering. De momento. Eso es lo que la FED ha comunicado a los mercados después de dos días de deliberaciones.
 
Habrá que esperar a las actas que se publicarán en unas semanas para conocer, exactamente, cuáles han sido las discusiones en el seno del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC), que se reunía desde ayer.

El comunicado esta vez ha sido muy parecido al de meses anteriores, es decir, que la economía se ha continuado expandiendo a un ritmo moderado y que aunque el mercado laboral muestra signos de mejora, el desempleo sigue demasiado alto.

También apuntan que el gasto de los hogares y la inversión de las empresas han avanzado desde septiembre, parece que la recuperación del sector inmobiliario se ha desacelerado en los últimos meses. (Ver comunicado)

La FED sigue apreciando, que dejando a un lado el precio de la energía, el IPC sigue por debajo de su objetivo a largo plazo, aunque las perspectivas siguen estables. Precisamente hoy se han conocido los datos de creación de empleo privado e inflación del pasado mes. (Ver noticia

En el comunicado el FOMC asegura que la institución sigue buscando mejoras en el empleo y en la estabilidad de los precios. Creen que con una adecuada política la economía seguirá recuperándose y el paro seguirá cayendo.

En lo que respecta al tapering, que es lo que más importa a los inversores, la FED opta por esperar a nuevas evidencias para comenzar a retirar los estímulos. Por el momento, seguirá comprando 85.000 millones de dólares cada mes. -40.000 en bonos y 45.000 millones en MBS-.

De esta manera, espera que se reduzca la presión sobre los tipos de interés a largo plazo, se mantenga el mercado hipotecario y que mejoren las condiciones de financiación. Esto, en su opinión esto provocará una mejor recuperación y se asegurará que la inflación con el tiempo se sitúe en los niveles que estima la propia FED.

Aunque la FED no ha dado plazos, en su texto se puede leer que “El comité revisará durante los próximos meses” los datos económicos y mantendrá el ritmo de compras. Además, adelanta que utilizará otras herramientas hasta que mejore la perspectiva del mercado laboral en un correcto contexto de precios.

Además, refuerzan esta idea, diciendo que la compra de activos no está preestablecida y que la reducción de las compras estará relacionada con las previsiones económicas y la eficacia y los costes de estas adquisiciones.

En cuanto a los tipos de interés, el FOMC ha decidido mantener el precio del dinero entorno al 0-0,25% mientras que el desempleo esté por encima del 6,5%, la inflación -entre uno y dos años- no esté al menos medio punto porcentual por encima del objetivo del 2%.

Como en la anterior reunión, todos los miembros con derecho a voto han estado de acuerdo con esta decisión. Por otro lado, Esther L. George, la presidenta de la Fed de Kansas, ha vuelto a votar en contra.

En su opinión este nivel de relajación monetaria podría incrementar los desequilibrios financieros en el tiempo e incrementar los peligros de inflación a largo plazo.