La apuesta de Warren Buffett por Bank of America en lo más crudo de la crisis da sus frutos: el Oráculo de Omaha le ‘saca’ 12.000 millones de dólares a esta inversión y se convierte en su principal accionista.

Berkshire Hathaway, vehículo de inversión del guru de Wall Street Warren Buffett, anunció el viernes el ejercicio de sus warrants en Bank of America, que le permitirá hacerse con 700 millones de acciones de la entidad, a un precio de 7,14 dólares cada una, lo que supone un total de 5.000 millones de dólares.

Teniendo en cuenta el precio de cierre del banco del jueves, 24,32 dólares por título, la participación del conocido como Oráculo de Omaha superaría los 17.000 millones de dólares, y, por tanto, el beneficio cosechado con esta ‘apuesta’ por el multimillonario inversor asciende a 12.000 millones de dólares. Asimismo, el conglomerado se convierte en el mayor accionista de la entidad, superando el 6,6% en manos de Vanguard.

Vea también: La paciencia es virtud ante una corrección que arranca a las puertas del verano

Recordemos que, tras superar los últimos tests de estrés de la Reserva Federal (Fed), Bank of America ha anunciado un incremento de su dividendo anual hasta los 48 centavos (12 centavos por trimestre), esto es un 60% más; y un programa de recompra de acciones por importe de 12.000 millones de euros (un 5% de su capitalización bursátil).

Y en su última carta anual a los inversores de Berkshire, Buffett señalaba que si la remuneración al accionista superaba los 44 centavos (entonces estaba en 30) antes de 2021 (momento de vencimiento de los warrants) el intercambio de los mismos se adelantaría a dicha fecha.

Vea también: La fase de consolidación gana terreno en Europa

Bank of America sube en el año cerca de un 10%, y en los últimos doce meses, al calor de la remontada del sector financiero de la mano de las promesas fiscales y de inversión de Donald Trump, así como del ciclo alcista de tipos de la Fed y de la mejora macro global, suma más de un 87%.

Técnicamente, los Indicadores premium de Estrategias de inversión otorgan al valor una puntuación de 9 sobre 10, situando su tendencia en alcista. El momento es positivo y la volatilidad decreciente, como única pega, el volumen de medio plazo que es decreciente, no así el de largo.

Vea también: El mercado no encuentra el equilibrio y los soportes clave peligran