La cautela se impone en el parqué a la espera de las actas de la última reunión de la Fed y a pesar de que los resultados trimestrales siguen siendo más robustos de lo esperado.