El analista estratega jefe de Yardeni Research, explica cuáles son los puntos a tener en cuenta ante la escalada del precio del barril de crudo Brent.
çEd Yardeni no deja indiferente con ninguno de los análisis económicos que suele realizar. El analista, en esta ocasión, ha puesto sus miras en el precio del petróleo en un post en su blog personal, que ha pasado de los 104 dólares del mes de abril a los 114 dólares actuales. Un aumento desmesurado debido a la situación en Irak, que ha provocado el dinamismo en el mercado de las materias primas, pero ¿Qué hay que vigilar a partir de ahora si el Brent sigue escalando?

Para empezar, destaca que hay que vigilar de cerca los productos industriales, donde una subida del precio del petróleo tendría un impacto fundamental. “El actual aumento en el precio del petróleo está obviamente relacionado con la crisis en Irak, y la preocupación de que ISIS influirá en la producción de petróleo del país”, analiza en relación al entorno geopolítica actual.

“Como resultado, el índice CRB de precios al contado de los productos básicos industriales ha disminuido recientemente”, avisa. Por el contrario destaca que el precio del oro no se ha movido mucho. “Esto sugiere que los riesgos de una mayor inflación atribuible a la reciente subida de los precios del petróleo se ven compensados por los riesgos de una recesión”, alerta.

Aunque no es lo único en lo que podría afectar si el precio del petróleo se incrementa. Yardeni apunta de una clara repercusión en la cotización delas acciones. “El S&P 500 estuvo altamente relacionado con los precios del crudo desde el 2008 hasta 2012”, explica.

Comparativa del S&P 500 con el precio del petróleo

Comparativa del S&P500 con el precio del petróleo



Desde entonces, para el analista, los dos no han ido acompasados, puesto que el índice de referencia sigue buscando máximos. “ El reciente aumento de los precios del petróleo no ha perturbado el S&P 500, que sigue en máximos”, relata.

Aunque sí que alerta a algunos sectores en concreto. “Huelga decir que el sector de la energía se ha visto impulsado por la crisis en Irak, un 4,2% en lo que va de este mes, y el 10,9% acumulado anual”, analiza. Por lo que podría ser incluso hasta positivo para determinados sectores de la renta variable estadounidense.

En dónde también causaría efecto este posible incremento sería en la divisa de Estados Unidos. “El dólar ponderado por el comercio tiende a ser débil cuando los precios del petróleo están subiendo”, argumenta. “Además, si los precios del petróleo señalan un fuerte crecimiento económico global, entonces los inversores pueden estar buscando más oportunidades fuera de Estados Unidos”, añade.

Para el experto, el último punto en el que fijarse sería los mercados emergentes. “El aumento de los precios del petróleo debería ser una mala noticia para las economías emergentes”, argumenta.

Sin embargo, el MSCI Emerging Markets ha tendido a estar correlacionado positivamente con el precio del crudo Brent en más ocasiones. “Esto se debe a que las economías emergentes son fuertes, tienden a impulsar el precio del petróleo hacia arriba y abajo, mientras que el reciente aumento de los precios no ha frenado el avance reciente en el MSCI EM”, concluye.