Parece que se han terminado por despejar las dudas después de los últimos descensos que hemos vivido en estos días atrás. El inversor se anima al calor de la última decisión de la Fed.
Ahora sí. La incertidumbre que se había generado en el parqué neoyorkino se ha disuelto cual azucarillo en el café. La madre de todas las calmas, en este caso para los mercados Janet Yellen, tuvo que salir para restaurar el estado de ansiedad que se había trasladado en Wall Street. Como suele ocurrir desde su punto de vista dovish, solo bastó incluir en el último comunicado de la Reserva Federal "considerable time", sobre los tipos de interés, para que siga reinando la tranquilidad. 

Por eso, el S&P 500 y el Dow Jones se han enfilado en búsqueda de nuevos máximos antes de que termine el año y los 2.100 puntos empiezan a no parecer una presa complicada. Más aún cuando tiene el respaldo de la principal institución monetaria del país. Al no dejar la puerta abierta para que se produzca de manera inminente la primera subida del precio del dinero, los inversores se sienten con más confianza. 

A esto se le une que la comunidad internacional sigue viendo con positivismo el fin del bloqueo por parte de Estados Unidos a Cuba. Los dos países han llegado al acuerdo de retomar el diálogo y eso gusta a los mercados. Sobre todo las cotizadas dentro del sector turíristico han visto con muy buenos ojos esta noticia, que se trata de un hecho histórico después de 50 años de embargo.  (No movemos ficha)

De esta manera, el S&P 500  cierra con subidas del 2,40%%, el Dow Jones termina con un avance del 2,42%, mientras que el Nasdaq concluye con alzas del 2,24%.

"No hay razón para que el S & P 500 no pueda seguir subiendo más", dijo Jonathan Aldrich-Blake, gestor de fondos de renta variable estadounidense en inversiones de Ashburton. "La economía de Estados Unidos es una de las apuestas más seguras del mundo, y la Reserva Federal que sale con un tono pasivo ayer sólo ofrece a los inversores la confianza que necesitaban", añadió.

Desde el  punto de vista macroeconómico, hoy hemos conocido los datos de las peticiones iniciales de desempleo en Estados Unidos. En concreto, descendieron hasta hasta las 289.000 desde las 295.000 de la lectura anterior en la semana que terminó el 7 de diciembre. Se trata de un informe mejor de lo esperado, puesto que no se estimaban cambios. La media de cuatro semanas bajó a 298.750 desde las 299.500 anteriores.

En el plano empresarial, Hertz subió casi un 6%, después de que  Carl Icahn informara de un aumento en su participación en la empresa. Icahn compró 2,63 millones de acciones el 15 de diciembre.

En este contexto, la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en 2,2040%, el EURUSD está en 1,2284, el oro se encuentra en 1.196 dólares  el brent  se mueve en 59,65 dólares por barril y el VIX está en 17,48.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.