Creo que va a ser una semana muy parecida a la semana pasada, el mercado tiene que digerir el resultado de las elecciones en EEUU y analizar qué cosas se dijeron y cuáles se pueden hacer realmente. Va a seguir teniendo mucho peso la macro. Es lo que van a mirar los inversores esta semana.
 
Esta semana hay muchos datos importantes, que podrían ayudar a ver si los índices americanos van a romper máximos o no. En Europa también hay datos importantes. El petróleo parece que se recupera un poco y parece que se puede estabilizar en el entorno de los 50 dólares el barril. Esto a Repsol le puede venir bien. Más o menos vamos a estar en esa línea de indecisión.

La política evidentemente va a pesar mucho. La semana pasada ya lo comentábamos. Tenemos por delante el referéndum de Italia. Tenemos por delante elecciones de Austria, Francia o Alemania. Es una buena noticia que Merkel se vaya a volver a presentar. La política está siendo muy importante. Mismamente vemos la evolución de los bancos italianos que arrastran al resto.

Llevamos desde hace meses diciendo que había una burbuja importante en la deuda y quizá los resultados de las elecciones de Estados Unidos han servido para pincharla. La renta fija también tiene precio de mercado. Creo que habría que haber ido pensando en ir aligerando los que tuvieran posiciones en renta fija.

Es complicado escoger bien en este entorno. Quizá más valores defensivos, que estén aislados de los movimientos de mercados. Aquí en España iría a utilities. Por ejemplo iría a Aena o a Red Eléctrica. Los bancos en España están tremendamente baratos. Si la economía aguanta creo que es un sector que habrá que mirar para el año que viene. Pero de momento prudencia.

Declaraciones a Radio Intereconomía