El Ibex 35 terminó la sesión con un repunte del 0,35% y evidenciando que la resistencia de los 9.700 puntos será difícil de romper. En opinión de Jesús de Blas, del departamento de Renta Variable de Credit Agricole Mercagentes es “una resistencia importantísima, es la zona de máximos anuales y es la barrera más importante no sólo en el corto plazo, sino también en el medio plazo”, “ahí se ha parado ya dos veces la subida y parece incapaz de romperla”.
 Ahora bien, “el Ibex demuestra una fortaleza alta, después de las ganancias de ayer hoy de nuevo ha vivido una sesión alcista con otros valores tomando el relevo a los de ayer”, por ejemplo hoy “Repsol ha conseguido lo que no han hecho otros como Santander”. El experto mantiene que “nos sorprende el último tramo, el último impulso de compras en el Ibex desde los 9.200 puntos hasta ahora”. “Nosotros hemos aumentado la liquidez en las carteras pero el mercado pasa por encima con fuerza, no pensábamos mos que iba a subir hasta aquí pero el fondo es fuerte”. Aún así “mantenemos las dudas –apunta de Blas- aunque no creamos que rompa la resistencia a la primera”. 

La mejor de este martes fue Técnicas Reunidas que ganó un 2,77%, para el analista “es sorprendente”. “Fue la principal apuesta a comienzos de año y dejó de serlo hace unos cuantos euros, por su extraordinaria revalorización”. “Es cierto que el repunte del crudo le ha ayudado pero no pensábamos que subiría hasta aquí y doblaría su cotización en apenas dos meses”, “es un claro ejemplo de lo que ha hecho el mercado”. De Blas mantiene que “se ha cambiado radicalmente de posiciones, de descontar lo peor a casi lo mejor”, el valor “ha subido mucho y aprovecharíamos para deshacer posiciones sobre todo las compradas últimamente”.

Era la cara del día porque la cruz era para Gamesa que cedía más de un 8% después de que Iberdrola anunciara que ha vendido el 20% que tenía en la de renovables. Para el experto el recorte no sería una oportunidad para comprar sus títulos, “quizás no entraríamos en la medida en que ha sorprendido mucho el movimiento porque era casi la última opción de desinversión para Iberdrola” y si “se le suma todo el lío de ventas y de beneficios de la semana pasada” no es momento de entrar. “Es significativo que los títulos se han vendido a 16,1 euros y el valor no ha estado cerca de ahí, ha cerrado en 15,41 euros”. Ahora mismo “pesan las dudas sobre Gamesa y los posibles cambios regulatorios que podría vivir el sector” aunque “tienen más peso las dudas particulares sobre la compañía difundidas por los propios directivos”. Hoy “ha sorprendido el movimiento de Iberdrola y si en el corto plazo Gamesa se acerca a los 16,20 euros puede haber mucho papel que ahí quiera salir”. 

De líos y “culebrones” fueron protagonistas de nuevo ACS e Iberdrola, la constructora mantiene su interés de tener el 20% de la eléctrica y así lo reiteró hoy a la CNMV. Para de Blas “eso debería calentar a Iberdrola por lo que podría ser una buena apuesta de corto plazo”. “No se ha movido nada antes, lo hacía con estos comentarios y más si procedían del propio presidente de ACS, Florentino Pérez” pero “últimamente está parada entre los 5,90 y 6,20 euros, donde ha estado y hoy ha vuelto a los 6,19”. Parece que la rumorología “ha cansado a la gente y han pensado tantas veces que podría suceder y luego no ha pasado nada” que ya no se lo creen. El experto “aprovecharía para entrar y esperar que reaccione al alza”. 

De Blas también se fijaría en “Repsol y Cintra si despejara sus incertidumbre, así como Telefónica que también está parada” aunque “la fuerza está en los bancos que serán la opción que más se mueva”. “Creemos que si hay recortes habría que arriesgarse ahí, comprar BBVA” y si no se quiere entrar en este sector, “Gas Natural podría ser una buena opción además de la propia Iberdrola”. Así las cosas el analista advierte de que “si no hay riesgo y es alto no hay recompensa”, “hay riesgo hay en cualquier opción de compra”, porque si miramos no hace mucho “cotizábamos en niveles casi a la mitad de cómo cotizan ahora sin que nada haya cambiado realmente, sí la esperanza a mejor, pero nada más por lo que hay que arriesgar”.