La compañía japonesa y el fondo soberano de Arabia Saudí están planeando la puesta en marcha de un fondo que invierta en nuevas tecnologías y que podría gestionar activos de hasta 100.000 millones de dólares, lo que crearía uno de los mayores vehículos de esta categoría en todo el mundo.
 
Este nuevo fondo de inversión tendrá su sede en Londres, la capital europea de las Fintech y la tecnología y tendrá unos fondos de unos 70.000 millones en los próximos cinco años. De esa cantidad, 45.000 millones pertenecerían al país árabe y el resto a la entidad nipona, según ha comunicado SoftBank hoy mismo.

Estos 100.000 millones de dólares son la misma cantidad que han conseguido levantar todas las compañías de capital riesgo estadounidenses que invierten en tecnología en los últimos cinco años.

SoftBank ha comunicado que el fondo tendrá un periodo de inversión en cada activo de unos 5 años y que cada ejercicio podría comprar empresas por un importe de 20.000 millones de dólares. La entidad, por el momento, no ha dado detalles sobre el perfil de compañía en el que están interesados. 

Ambas sociedades ya habían mostrado con anterioridad su interés en el sector. SoftBank no es solo uno de los mayores accionistas de Alibaba, sino que este mismo año compró el fabricante de chips británico Arm Holdings por 24.000 millones de dólares.

Por su parte, el fondo soberano americano lleva año diversificando su cartera y tiene posiciones en empresas como Uber a la que recientemente inyectó unos 3.500 millones de dólares.  No es de extrañar, si tenemos en cuenta que uno de los pilares de este fondo es ayudar al estado a cumplir su objetivo de diversificar los ingresos más allá de la industria petrolífera con una fecha en el horizonte, 2030.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Uber y los otros 11 unicornios más caros del mundo”