En su comentario semanal, Russ Koesterich, el director de inversión de BlackRock apunta que los mercados siguen siendo muy volátiles debido, sobre todo, a los vaivenes en los precios del petróleo y a la incertidumbre de los tipos de interés.
Por ese motivo el experto afirma que “por ahora creemos que una combinación de renta variable internacional y bonos, ofrecen el mejor valor relativo”. Además, Koesterich cree que en estos niveles el precio del petróleo está acercándose a sus mínimos.

Señala el director de inversión de BlackRock que mientras que la bolsa estadounidense ha comenzado el año con caídas no ha ocurrido lo mismo en otras partes del mundo como Japón, Europa y algunos países emergentes. “Parte del problema es que un dólar más fuerte está pasando factura a los resultados de algunas grandes multinacionales estadounidenses. Apple fue una excepción considerable” , explica. Recuerda que el efecto divisa ha sido importante en empresa como Procter &Gamble, United Tecnologies, Microsoft y Caterpillar.

Con todo, Koesterich cree que la caída de los precios del petróleo –la factura energética- compensará la fortaleza del dólar.

Explica el director de inversión que “con la bolsa bajo presión los inversores siguen apostando por los treasuries, lo que ha causado que la rentabilidad siga cayendo hasta alcanzar niveles en el 10 años del 1,7%, el menor desde la primavera de 2013, justo cuando Bernanke anunció que ya pensaba en el tapering. Esto ha provocado la busca de la rentabilidad en otros activos dentro de la renta fija, como el high yield.

Rentabilidad del bono a 10 años

Bono de EEUU a 10 años


¿Dónde invertir?

En este scenario, el experto de Black Rock explica cuáles son los activos en los que ve valor para los inversores. “Con la FED a punto de empezar a eliminar su política monetaria acomodaticia, 2015 estaba conminado a ser más volátil que el anterior. Sin embargo, más volatilidad no significa menos oportunidades para los inversores.”

En su opinión merece la pena mirar fuera de Estados Unidos para buscar el valor. “La bolsa europea sube alrededor de un 6,5% desde primeros de año gracias al anuncio de QE del BCE y a la estabilización de algunos indicadores económicos, así como una mejora en los niveles de concesión crediticia”, asegura el experto. Señala que la bolsa japonesa también subió la semana pasada gracias, entre otras cosas, a una combinación de bajas valoraciones y mejora en los dividendos de las empresas.

Koesterich también señala el posible valor que estaría dentro del sector de las energéticas, aunque aconseja elegir con cuidado. “Nosotros favorecemos estar en grandes compañías integradas que podrían beneficiarse de una estabilización del precio del petróleo”, aconseja.

En cuanto a la renta fija, “con las rentabilidades a la baja es difícil sugerirle a un inversor que invierta en bonos del estado estadounidense al menos que usted crea que estamos a punto de entrar en un periodo de deflación, lo que creemos que no es factible. En su lugar nosotros prefeririamo Munis y High yield estadounidense”.

Si quiere acceder a más análisis de estas compañías, acceda aquí.