Se cumple la primera parte del guión: el Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés de la eurozona en su mínimo histórico del 0,05%. La segunda parte llegará a partir de las 14:30 horas, momento en el que Mario Draghi podría empezar a desgranar el programa de ABS, la gran incógnita de esta reunión. 

El Banco Central Europeo ha decidido mantener el precio del dinero tal y donde se encontraba desde que rebajara los tipos de interés en la pasada reunión del mes de septiembre a su mínimo histórico. (Ver: El BCE y la fábula de El pastor y el lobo)

Del mismo modo, se mantienen las facilidades de préstamos del BCE a un tipo del 0,30% y la penalización de los depósitos al -0,20%, tal y como modificó asimismo en la pasada reunión del 10 de septiembre. 

Interest rates ECB




Respecto a las expectativas, ¿cuáles son exactamente?

Las palabras de Mario Draghi serán miradas con lupa una vez más. “Intentará sonar todo lo dovish que pueda”, aseguran los expertos de JP Morgan, y es que un mensaje contundente será gasolina para las bolsas.

Por lo demás, el consenso de analistas coincide en que hoy sólo se darán detalles sobre los conocidos ABS (Asset Back Securities). “Esperamos que el BCE se centre en el anuncio y ejecución del Mercado de ABS y en el programa de bonos garantizados que ya anunció en la reunión de septiembre”, reconocen desde Morgan Stanley.


¿En qué residiría, por lo tanto, esa concreción? Por un lado, hablamos de plazos para el programa de ABS. Desde JP Morgan prevén que “el BCE sólo compre unos 250.000 millones de euros repartidos en tres años” y se centraría en aquellos ABS que ya están en el mercado, según estos estrategas de la casa americana. La estimación mensual se calcula en 7.000 millones de euros.


¿Podría haber sorpresas positivas? Sí. JP Morgan identifica cinco motivos que podrían hacer subir a las bolsas:

- Un mayor tamaño de las compras previstas en este programa
- Además de comprar deuda senior, que comprara también “tramos mezzanine”. Se trata de un híbrido entre capital y deuda con mayor riesgo que la deuda senior y es a largo plazo.
- ABS retenidos por los bancos, esto es, las cédulas hipotecarias
- Y que incluyera también los ABS de países rescatados como Grecia y Chipre, considerados ‘basura’ por las agencias de rating.
- El plan se ampliara a cuatro años en lugar de tres años.


El consenso de analistas de Reuters cifra en hasta 200.000 millones de euros el monto total de las compras previstas en el programa ABS/CB. Con anterioridad se llegó a hablar de medio billón de euros en los próximos tres años. “Este jueves, Mario Draghi desvelará el tope de dinero a comprar. Todo lo que sobrepase de 500.000 millones será una política agresiva por parte del Banco Central Europeo”, reconoce Miguel Ángel Bernal, responsable del Departamento de Renta Fija del Instituto de Estudios Bursátiles.


Otra de las preocupaciones que tendría que resolver Mario Draghi gira en torno a la evolución de la economía europea. Por otro lado, hay quien opina que el BCE se está alejando del motivo principal de su mandato como es el control de precios. El 2% idóneo considerado por el organismo está lejos de producirse. El último IPC correspondiente al mes de septiembre dejaba la inflación una décima por debajo de los previsto, en el 0,3%.

Se espera asimismo una valoración de la celebración del primer TLTRO del pasado 18 de septiembre cuando el Banco Central Europeo repartió 82.600 millones de euros en lo que fue la primera ventanilla de liquidez celebrada este año. Todo apunta a que la decepción que se produjo en esa ocasión se tratará de compensar con el segundo TLTRO del mes de diciembre.


¿Qué repercusión puede tener sobre las bolsas?
Depende. Analistas como Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, aseguran que un discurso más agresivo podría llevar el rebote a los mercados.

De momento, la reacción en la previa a conocer estas declaraciones es de caídas generalizadas en las bolsas europeas, entre las que el Ibex 35 pierde el nivel de los 10.700 puntos. La banca es el sector que copa la parte baja de la tabla del selectivo europeo, siendo especialmente penalizadas las entidades financieras de Italia y Francia.


¿Y respecto al euro/dólar?
Al parecer la confirmación de que ‘las tornas han cambiado’ en este cruce ya está sobre la mesa. En estos momentos, el par euro/dólar cotiza en el nivel de 1,2637 con una divisa estadounidense cada vez más fuerte.

Prueba de ello es el importante desplome que está viviendo el petróleo. El crudo Texas se encuentra en su nivel más bajo de los últimos 17 meses, tal y como destaca José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de la Zona Premium.

A 1.25 vamos a llegar sin muchos problemas y una vez superado ese nivel, en 1.18-1.20, ajustaremos fundamentales psicológicos entre EEUU y Europa”, reconoce Ramón Morell, responsable de ETX Capital.