Pictet ha lanzado en España Pictet Emerging Markets High Dividend, domiciliado en Luxemburgo bajo normativa UCITS con pasaporte europeo, registrado en CNMV, con liquidez diaria, pendiente de alcanzar 500 partícipes para ser traspasable para el inversor particular sin retención fiscal por plusvalías.

El nuevo fondo tiene la particularidad de contar con clases de distribución de dividendos, de periodicidad mensual o anual.

De gestión activa y sesgo valor, pretende generar rentabilidad por dividendos de acciones emergentes, además de revalorización de capital y divisas a largo plazo. Para ello selecciona empresas de alta calidad, bien gestionadas, capaces de pagar dividendos sostenibles, con preferencia por una elevada rentabilidad sobre recursos propios, deuda neta reducida, baja volatilidad de beneficios y potencial aumento del ratio de distribución de dividendos.

Está co-gestionado por Stephen Burrows y Mark Boulton, ambos con más de 20 años de experiencia, quienes han estado a cargo de una propuesta similar para inversores japoneses con 3.600 millones de dólares en activos.

Esta estrategia muestra menor volatilidad y mayor rentabilidad que el conjunto de acciones de mercados emergentes -universo formado por 1.600 acciones de 69 países en 12 sectores y 70 industrias, de las que 400 pasan el criterio de sostenibilidad del dividendo-.

La cartera final está formada por cien a 200 acciones por alta convicción. El fondo evita exposición de más de 35% a un solo país y el peso máximo por sector es 40% El peso máximo de una misma posición es cinco por ciento. Su índice de referencia es MSCI Emerging Markets.

La moneda de referencia es el dólar y cuenta con clases EUR, de reinversión y de distribución de dividendos. Esta disponible a la espera de contar con 500 partícipes para que los particulares puedan beneficiarse del traspaso de fondos sin peaje fiscal por plusvalías. La comisión de gestión en clases para particulares minoristas es 2,6%.

La estrategia de alta rentabilidad por dividendo es más defensiva

Burrows observa que desde 1998 las compañías de emergentes que han distribuido mayores dividendos se han comportado mejor. En 2000 sólo 30% distribuían dividendos y ahora 88%, porcentaje mayor que en desarrollados. A ello se añade que esta rentabilidad por dividendo en 2000 era 1,6% y actualmente 6% por ciento. Además estos dividendos crecen con los beneficios. De hecho su crecimiento ha sido doble de rápido que en desarrollados, especialmente desde 2004.

Actualmente Brasil es el país de mayor peso en el fondo, 20%. También sobre-pondera Taiwán y telecomunicaciones y financias, e infra-pondera Corea del Sur y China y consumo