No es un secreto para nadie; la bolsa americana no deja de subir y sus valoraciones están cada vez más apretadas, lo que ha genera preocupación en muchos inversores, aunque no tantos como para revertir la tendencia de los mercados. La salida a bolsa de Snapchat y la subida de más de un 40% en el primer día ha aumentado la sensación entre algunos expertos que cada vez más hablan de burbuja.
 
El debate está en los medios y entre los expertos y los profesionales de las bolsas. A nadie se le olvida que en los años que llevamos de siglo, los mercados han sufrido ya dos burbujas importantes: las puntocom y la financiera. ¿Estamos ante una nueva? ¿Cómo es de importante?
 
En MarketWatch acaban de publicar una noticia en la que se hacen eco de un informe publicado por Michael Lebowitz, de 720 Global.  En su opinión, la situación ahora es peor que la que vivieron las bolsas a principios de los 2000 con las tecnológicas.

 
En su opinión, “aunque las valoraciones actuales no son tan extremas como lo eran en 1999, los fundamentales de la economía tampoco son tan robustos como lo eran en aquellos momentos”. En este sentido, el experto afirma que “esta perspectiva nos permite hacer una cuantificación única, una comparación de valoraciones y actividad económica que muestra que el PER de las bolsas está mucho más sobrevalorado que en 1999”, afirma.
 
En el siguiente gráfico, Lebowitz compara las métricas de la economía antes de las puntocom y de las que hemos experimentado desde 2012.

Gráfico burbujas

 
El experto apunta que “algunas pueden usar este análisis para decir que la agenda de las políticas de Donald Trump van a fortalecer las perspectivas de la economía y los beneficios  empresariales. Aunque esto puede ser una posibilidad, el argumento no es más que una especulación porque esas políticas se van a enfrentar con numerosos obstáculos en su implementación. La economía, la demografía y las tendencias de la productividad indican estancamiento”.

Para Lebowitz está claro: “hay pocas justificaciones para pagar una prima tan alta por unas empresas que podrían enfrentarse a un crecimiento débil de los beneficios en los próximos años”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
¿Miedo a las alturas? Estas compañías de alto dividendo pueden ser su paracaídas”
“La actividad, en niveles máximos de expansión”