En un entorno de indefinición - donde a los mercados les cuesta romper resistencias importantes- no es momento de posicionarse en el sector financiero aunque sí puede haber oportunidades en el de infraestructuras, en compañías como Abertis, ACS o Ferrovial.

Los mercados se lo toman con calma. La renta variable “se mueve en una dinámica lateral porque los principales índices europeos no están rompiendo resistencias importantes y por las dudas en torno a la deuda europea, que sigue pesando mucho”, reconoce Juan Pedro Zamora, analista de XTB. Este experto asegura que las claves ahora están en los 6.200 puntos del futuro del DAX en los 8.500-8.800 puntos del Ibex 35.

En declaraciones a Radio Intereconomia este experto admite que en Estados Unidos los indicadores han roto con fuerza, sobre todo el S&P 500 que ahora se dirige hacia los 1350 puntos, pero “creo que aquí será difícil que la cosa varíe pues estamos viendo una descorrelación en divisas, bonos y renta variable extraña”. Zamora reconoce que el bono está corrigiendo desde máximos “mientras que la divisa intenta rebotar desde los 1.2865 dólares, lo que nos puede decir que la descorrelacción se puede resolver alcista para la renta variable”.

El dato de PIB de Alemania está en línea con lo esperado “sigue siendo locomotora sobre todo dejando un buen dato de PIB y creemos que en una situación normal habría animado al mercado a romper resistencias pero existe mucha indefinición sobre la Tasa Tobin, la reestructuración de la deuda y hasta que esto no se quita es difícil que los mercados rompan resistencias”.

Este experto recomienda estar pendientes del proceso de reestructuración bancaria “y no estamos recomendando posicionarnos en banca hasta que no haya una solución estable. No creo que sea un sector muy atractivo pero sí pienso que infraestructura lo está haciendo muy bien en compañías como Abertis, Abengoa, ACS o Ferrovial en el corto plazo”.