La subida salarial media de los trabajadores españoles se ha situado este año en un 2,7%, más de dos puntos por debajo de la previsión inicial de las empresas (4,9%), y alcanzará en 2010 un 2,8%, según el 'Estudio General de Compensación Total 2009' realizado por Mercer con la participación de 260 empresas.
Pese a que el incremento retributivo de este año es inferior al registrado en ejercicios anteriores (4,6% en 2007 y 5,1% en 2008), el informe pone de manifiesto que la subida real es mayor (3,7%) debido a que la inflación se sitúa en el -0,8% al mes de agosto.

En rueda de prensa, Rafael Barrilero, socio de Mercer, advirtió de que los dos últimos años, precisamente cuando la economía atraviesa un momento más "delicado" y más se necesita elevar la competitividad de las empresas, el diferencial entre el alza salarial y la evolución de la inflación se ha situado en niveles "históricos" y "excesivos", de más de tres puntos.

Según señaló, aunque supone generar tres puntos de capacidad adquisitiva para los trabajadores (frente al medio punto de años anteriores), este diferencial implica una merma importante de competitividad para las compañías por el mayor coste salarial.

El estudio de Mercer señala que España es uno de los países europeos, junto a Irlanda y Bélgica, en los que se han producido mayores incrementos salariales reales, un aspecto que, a juicio de Barrilero, debería ser tenido en cuenta de cara a las previsiones de subidas para 2010. "Hay que ir a incrementos más flexibles y adaptados a nuestro entorno", remarcó.

El próximo año, los incrementos retributivos se prevén más homogéneos entre todos los niveles laborales, aunque los más elevados corresponderán a los directores de área y a los jefes y mandos, con un 3%, seguidos de los directores generales, técnicos y titulados y fuerza de ventas, con un 2,7%.

SIETE PUNTOS MENOS EN LA CONSTRUCCIÓN

Por sectores, sólo el farmacéutico (3,3%) y el de gran consumo (3,2%) realizarán subidas salariales en 2010 por encima de la media, según el informe, que subraya que el sector que más ha reducido sus incrementos salariales es el de la construcción, pasando de subidas del 8,6% en 2006 al 1,6% en 2009.

El estudio también muestra que el 9% de las empresas ha aplicado en 2009 un incremento salarial cero para toda la organización, y que en el último año se han producido importantes subidas salariales en los puestos del área comercial, mientras que los puestos del área financiera han sufrido una ralentización.

En cuanto a la retribución variable, el 97% de las empresas cuenta con una política en esta materia a corto plazo, frente al 95% del año pasado. Por el contrario, ha bajado el número de compañías que ofrece incentivos a largo plazo, debido a que se reduce el número de planes.

En opinión del socio de Mercer, los incentivos a largo plazo "son buenos en la creación de valor para los buenos gestores", pero deben estar acordes con la situación del mercado y con las posibilidades de la compañía.

Por otro lado, Barrilero destacó que, a través de la retribución por beneficios (coche de empresa, comidas o seguros, entre otros) las empresas están compensando la congelación del salario en efectivo. Entre ellos, destaca el crecimiento del seguro de salud, que ofrecen ahora el 67% de las empresas, frente al 55% del año pasado.

También ha crecido el número de sociedades que ofrecen plan de jubilación (del 57% al 64%), al percatarse de que estos planes pueden contribuir a "oxigenar" las plantillas.

Mercer remarca en su informe que en el último año la crisis ha influido en el porcentaje de rotación en la plantilla, que ha bajado del 8% al 3,3%, y en el índice de abstentismo, que se ha reducido del 5% al 3%.