Las viviendas de la costa concentran las mayores bajadas de precios, con recortes que pueden alcanzar el 8%, por lo que crecen las oportunidades para conseguir una vivienda usada en la playa a un precio excepcional, sobre todo en el Levante mediterráneo y en la Costa del Sol, según pisos.com. Además, con la caída de la demanda, viviendas de poblaciones levantinas situadas a cinco o diez kilómetros de la costa han visto como sus precios "han bajado de forma espectacular". Así, inmuebles cuyo precio hace medio año se encontraba por encima de 200.000 euros están experimentando recortes de hasta el 25%.
En este contexto, la Comunidad Valenciana sufrió en 2008 un descenso del 8% en sus precios, convirtiéndose así en la región costera española que más ha acusado la actual coyuntura económica.

En lo que respecta a la Costa del Sol, la vivienda turística cerró el año con una caída de precios cercana al 6%. Con todo, el municipio costero más caro de la Costa del Sol sigue siendo Marbella, con un precio medio por metro cuadrado por encima de los 3.000 euros.