El discurso de la primera ministra británica Theresa May anunciando el brexit es un buen ejemplo de lo que espera a los mercados en los próximos meses. No hay que olvidar que en apenas tres días Donald Trump tomará posesión como 45 presidente de Estados Unidos. Los inversores se preparan pertrechando sus carteras y eso es lo que muestra la última encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch.
 
Explican los autores de este estudio que los datos muestran que los gestores se preparan para un escenario de mayor crecimiento e inflación, aunque son pocos los que se atreven para llevar sus posiciones alcistas a máximos y recortar su nivel de liquidez. Es más, el efectivo ha vuelto a crecer en enero hasta el 5,1% desde el 4,8% del mes anterior. Este nivel sigue estando por encima de la media de 10 años (4,5%).

cash


Se trata de algo que extraña cuando el porcentaje de encuestados que esperan un escenario de crecimiento e inflación por encima de la tendencia anterior está en máximos de 5,5 años. China sería el gran impedimento para estar totalmente alcistas en los acontecimientos macroeconómicos, afirman en la entidad.

Los grandes niveles de efectivo, explican, se han producido porque a pesar del buen escenario económico que se divisa en el horizonte sigue habiendo incertidumbres y todas  -o casi- van a venir de la mano de la política. Hablan de una guerra comercial fomentada por el auge del proteccionismo, errores políticos en Estados Unidos y una nueva devaluación china.

De hecho, el porcentaje de encuestados que esperan un mayor crecimiento económico está en máximos de 2 años y representa ya un 62% de las personas que participan en este estudio. Cuando se habla de inflación, la lectura de este mese es la quinta más elevada de la historia.


Distribución de activos de las carteras
El porcentaje de encuestados que ha puesto su dinero en renta variable está en máximos de 13 meses y ya lo sobreponderan un 39%, frente al 31% anterior. La cifra está por encima de la media del largo plazo. Por el contrario, el porcentaje de los gestores que optan por los bonos ha tocado mínimos de 13 meses. 

Posicionamiento por activos


En este escenario, la mayor parte de los inversores siguen estando preocupados por el cambio de paradigma que afecta a la renta fija, que ha finalizado –dicen- un curso de 35 años de mercado alcista. En opinión de un 53% de los encuestados, sería necesario que el treasury americano alcanzara el 4% para que se desencadenara un mercado bajista para este activo.

Bear market renta fija


También se ha reducido la asignación a materias primas, y ya está infraponderada en el 3% de las carteras. La lectura anterior implicaba que estaba sobreponderada en el 5% de los portfolios.


Por regiones, Estados Unidos comienza a tener menos peso en las carteras y pasa a estar sobreponderada por un 14% de los encuestados.  Todo lo contrario de lo que ocurre en Europa, donde se han alcanzado máximos de siete meses al pasar a estar sobreponderada por un 17% de los gestores.  Se trata del mayor salto mensual en dos meses. Cuando se habla de mercados emergentes, han pasado a estar infraponderados en el 6% de las carteras, lo que implica la peor lectura en 9 meses.

Asignación regional


En el último mes ha continuado la rotación de carteras. Así, se han observado salidas de industriales, emergentes, materias primas, sector de materiales. Por el contrario, se han producido entradas de dinero en la eurozona, tecnología, renta variable y REITs.

Es significativo que la mayor parte de los inversores, un 41% de los encuestados, consideran que la rotación hacia cíclicas que ha marcado la evolución de las bolsas en los últimos meses solo durará hasta el primer semestre de este año. Solo el 36% piensa que continuará y un 14% opina que ya ha terminado.

Cíclicas


A pesar de que siguen considerando que el actual escenario llega con posibles riesgos asociados, el número de gestores que ha tomado protección para sus carteras está en mínimos desde julio de 2014.

Protección

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Los inversores españoles lo tienen claro; el riesgo está en los bonos”